Skip navigation

Estimados lectores:

El fin de semana terminé de leer “Noticias del imperio”. El libro narra la historia del segundo Imperio mexicano, que gobernó el país desde 1863 hasta 1867, año en que las tropas de Benito Juárez recuperaron el control y ejecutaron al Emperador, Maximiliano I.

El libro está estructurado en capítulos y subcapítulos, intercalando en la narración de la historia central los monólogos de Carlota, que en 1927, loca y rodeadas de fantasmas, recuerda sus años de Emperatriz.

El resto de los capítulos varían en su narrador y su forma: a veces nos encontramos con largas cartas de un soldado francés en México a su hermano en Francia, otras veces con el detalle del ceremonial en la corte mexicana, o con diálogos entre los Emperadores de Francia durante un partido de lotería.

En las más de 700 páginas del libro hay mucho relleno, empezando por los extensísimos monólogos de Carlota, que dejan poca información concreta. Esto hace que se pierda un poco el hilo conductor de la historia, y que el lector se aburra, corriendo el riesgo de perderlo en el camino.

El trasfondo del libro es interesantísimo: la historia del Imperio es muy rica, así como los personajes que van apareciendo. Pero si alguno está interesado en conocer la historia, seguramente hay formas más sencillas de hacerlo.

Es indudable el conocimiento del autor. Hay permanentes manifestaciones del amplio alcance de sus conocimientos, no solo del Segundo Imperio de México, sino de historia universal. Y esos conocimientos brotan espontáneamente, en medio de descripciones y diálogos, relacionando eventos de la historia.

Si bien se me hizo un poco largo el libro, el cierre que hace el autor en uno de los últimos capítulos hizo que valiera la pena. Sin embargo aclaro una vez más: no es un libro para cualquiera.

En suma, es un análisis completísimo de la historia de la época, objetivo y crítico, que no desacredita, juzga ni pondera a nadie sin fundamento. Sobre el final, nos confirma la visión del autor de la historia: Maximiliano fue parte del juego de los titiriteros del mundo, hizo muchas cosas malas e injustas, pero con buenas intenciones de fondo.

Les dejo un pasaje del final:

“Maximiliano y Carlota se mexicanizaron: uno, hasta la muerte, la otra hasta la locura. Y como tales tendríamos que aceptarlos: ya que no mexicanos de nacimiento, mexicanos de muerte. De muerte y de locura.

Y quizás nos conviene hacerlo así, para que no nos sigan espantando: las almas de los insepultos reclaman siempre su abandono (Maximiliano y Carlota no están enterrados en México). Como lo reclama y nos espanta, todavía, la sombra de Hernán Cortés. Darles el lugar que les correspondería en nuestro panteón, por otra parte, no implicaría la necesidad de justificar nada: ni las ambiciones desmesuradas ni todo lo que de imperialistas y arrogantes tuvieron las aventuras de nuestro primero y nuestros últimos conquistadores europeos, de la misma manera que lo traidor de nuestros traidores, y lo dictador de nuestros dictadores, no les quita lo mexicano. Con la diferencia, en favor también de Fernando Maximiliano, que el emperador fue o quiso ser un demócrata, un liberal, un monarca magnánimo. A su manera, sí, pero en la única manera en que podía serlo”.

Palabras de Maximiliano antes de la ejecución:

“Voy a morir por una causa justa: la causa de la independencia y la libertad de México. Ojalá que mi sangre ponga término a las desdichas de mi nueva Patria. Viva México!”

Saludos.

Mercedes

Contexto histórico

Benito Juárez (1806-1872)

Es uno de los grandes héroes de México, que se desempeñó como gobernador y presidente en varias ocasiones, luchando siempre por la independencia y el progreso de su país.

Leyendo sobre su vida, me encontré con un personaje muy complejo e interesante. Por empezar, era de origen indígena, zapoteca, y muy pobre, lo cual marca un gran contraste con nuestros héroes de la independencia y los gobernantes de los años siguientes: blancos, formados en el exterior, provenientes de familias poderosas, con dinero y hacendados.

Benito Juárez, por el contrario, nació en un hogar muy humilde, donde solo se hablaba su lengua indígena. Perdió a sus padres cuando tenía solo tres años, quedando al cuidado de sus abuelos, que pocos años después también murieron. Así es como queda al cuidado de un tío, que empieza a introducirlo en el aprendizaje del español, aunque con poco éxito. El joven Benito decide dejar la vida de peón de campo junto a su tío y trasladarse a la ciudad de Oaxaca, para ir al colegio y estudiar español.

Benito Juárez

En Oaxaca consiguió vivir con su hermana, en la casa donde ella se desempeñaba como cocinera. Por los problemas que presentaba en el colegio, donde era discriminado por pobre e indígena, se hace seminarista, a pesar de no compartir las creencias religiosas. En el seminario aprendió muchísimo, forzándose a aprender el español a la perfección, por considerarla una lengua imprescindible para el progreso.

Años después deja el seminario, estudia abogacía y comienza a defender a los indígenas, algo impensado por esa época, y que me recuerda los comienzos de Nelson Mandela en Sudáfrica.

Logra hacer una importante carrera como jurista y en política, llegando a ser diputado local y posteriormente gobernador de Oaxaca (al sur del país).

En el mapa que sigue, además de la capital, pueden verse ciudades importantes en la historia del Segundo Imperio Mexicano, como Puebla (al sur de la capital), donde se libró la batalla decisiva que implicó el arribo de las fuerzas imperialista a México, y Querétaro (al norte del DF), donde fue ejecutado Maximiliano I de México.

Mapa México

A los 37 años se casó con Margarita Maza, de 17 años, hija adoptiva de su anterior patrón (el dueño de la casa de Oaxaca donde trabajó con su hermana). Margarita será un pilar fundamental en la vida de Benito, especialmente en los años de exilio.

Juárez se consolidó como opositor a Santa Ana, dictador mexicano que pugnaba siempre por retomar el poder. Los conflictos se agravan cuando Santa Ana, expulsado por Estados Unidos, ve rechazado su pedido de asilo en México por parte de Juárez. Es por eso que cuando Santa Ana finalmente vuelve al gobierno, envía a Juárez al exilio en Cuba. Desde Nueva Orleans Benito Juárez organizará la resistencia con un grupo de masones exiliados.

En 1855 Santa Ana deja la presidencia, ante el inminente triunfo liberal. Durante el gobierno provisional del General Álvarez, Benito Juárez se desempeña como Ministro de Justicia. En este período se emite la Ley Juárez, que limitó los derechos de militares y eclesiásticos.

En 1855 los conflictos entre conservadores y liberales conducen a un golpe de Estado, siendo Juárez apresado. En los años que siguieron y hasta 1867 ejerce la presidencia itinerante de México, desde Nueva Orleans, Veracruz y otras ciudades. Entre el 62 y el 67, a los conflictos con los locales se suma la invasión de franceses y la imposición del imperio de Maximiliano.

En 1867, y en parte gracias al apoyo de EEUU, Benito retorna triunfal a la capital y manda fusilar a Maximiliano, para aniquilar la idea de imponer en México un gobierno foráneo.

En 1868 Benito Juárez es electo presidente. Durante su mandato el foco fue la educación (había un analfabetismo muy alto) y la industrialización, con la construcción del ferrocarril, entre otras medidas.

En 1871 muere su amada esposa, lo que tiene un grave efecto en su salud psíquica y física. En 1871 gana nuevamente las elecciones, en las que compitió contra Sebastián Lerdo y Porfirio Díaz. Sin embargo, es acusado de fraude y de convertirse en un dictador. Al año siguiente muere, a causa de una angina de pecho.

Billete 20 pesos mexicanos

Benito Juárez en el libro

En el libro que estoy leyendo, “Noticias del Imperio”, Benito Juárez es un gran protagonista. Varios de los capítulos consisten en diálogos entre Benito y su secretario, mantenidos durante la época del gobierno del Segundo Imperio, cuando Benito debió mantenerse escondido, con una presidencia itinerante.

Es estos diálogos se ve plasmada la gran inteligencia y el enorme nivel de conocimientos estratégicos, políticos, históricos, militares y culturales del entonces Presidente mexicano.

Son conversaciones extensas, cargadas de contenido, que dejan entrever no solo la realidad del país es ese momento, sino que también aportan hechos relacionados con la historia de México y de otros países.

Estimados lectores:

Me voy unos días de vacaciones. Les aviso porque no me voy a llevar al bodoque (es como le digo cariñosamente a “Noticias del imperio”). Sencillamente, porque pesa más que el bolso. Opté por llevarme uno más pocket: “Heterodoxia”, de Sábato, que compré en la visita a la casa.

Antes de irme, algunos comentarios sobre la particular narración de “Noticias del imperio” y en otro post algunas referencias de la vida de Benito Juárez, uno de los grandes héroes mexicanos.

La narración

Es muy peculiar la forma en que está escrito y narrado el libro. Se van intercalando extensos capítulos narrados en primera persona por la propia emperatriz Carlota, con otros capítulos, divididos en subcapítulos, cada uno con su propio narrador y estructura interna. Algunos de estos subcapítulos son en formato de carta o de poesía, otros son diálogos entre dos personajes, o nos encontramos con descripciones de batallas, muertes o viajes en barco.

Castillo de BouchoutLos capítulos de Carlota son siempre similares: se desarrollan en 1927 en el castillo de Bouchout, donde la ex emperatriz pasó sus últimos días. Y son mayormente divagues, recuerdos fabulados e imaginaciones que se dice padeció Carlota desde el asesinato de su marido.

Estos monólogos de Carlota se hacen por momentos algo densos, por su carácter reiterativo: siempre recuerda a su esposo, sus deseos sexuales, el anhelo de ser madre, los lujos perdidos, la paranoia y el miedo constante de ser envenenada.

La historia de México es interesantísima, los personajes muy ricos, y es evidente el talento narrativo del autor. Sin embargo, por momento se torna algo barroco, sobrecargado de descripciones, exclamaciones y disquisiciones internas que no aportan nada a la trama y que hacen que el lector (al menos yo) pierda un poco el interés.

Por último, no puedo dejar de destacar el profundo trabajo de investigación que hay detrás de la novela. Es claro que el autor no solo leyó sobre el tema en libros de historia; realmente el lector se siente en esa época, por la enorme cantidad de detalles ínfimos, como el color de los miles de uniformes que se utilizaban, los tipos de comida, flores, vocabulario y costumbres descriptas.

Todavía me falta bastante por leer (recuerdo que es un libro bastante extenso). El ser tan pesado también conspira contra las posibilidades de traslado del bodoque. Pero cuando vuelva de las vacaciones continúo con la lectura!

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Continúo con las referencias históricas de “Noticias del Imperio”.

Maximiliano I (1832-1867)

Era el archiduque de Austria, hermano menor de Francisco José, el emperador. Era hijo de Francisco Carlos de Austria y de Sofía de Baviera, aunque el rumor es que su verdadero padre fue el Duque de Reichstadt, el hijo de Napoleón Bonaparte (Napoleón I).

Maximiliano IEn 1857 contrae matrimonio con Carlota de Bélgica.

Entre 1857 y 1867 fue designado virrey de la región de Lombardo-Véneto (al norte de Italia), territorio adjudicado a Austria luego del Congreso de Viena de 1815, por medio del cual los países vencedores redefinieron el mapa de Europa luego de la caída de Napoleón.

En 1859 Maximiliano no puede impedir la declaración de guerra de Austria contra el Reino de Cerdeña de Víctor Manuel II (este último sostenido por Napoleón III). La victoria de Víctor Manuel concluye con la anexión de la Lombardía a los territorios de la que sería Italia unida.

Viviendo en el castillo de Miramar (cerca de Trieste) con su esposa Carlota, recibe la propuesta de convertirse en Emperador de México. Luego de años de negociación, en 1864 asume como Emperador, debiendo para eso renunciar a sus derechos al trono austríaco.

El deseo de instalar en México un imperio europeo provino principalmente de Francia (Napoleón III), deseosa de crear un imperio en Latinoamérica, limitando la creciente influencia de EEUU, que en esos momentos se encontraba concentrada en la Guerra de Secesión.

El 12 de junio de 1864 Maximiliano y Carlota llegan a México, instalándose en el Palacio de Chapultepec (hoy en el DF), lugar cargado de simbolismo, habiendo sido ya usado por los aztecas, hoy en el Paseo de la Reforma.

Pocos años después de instalarse la pareja imperial, las tropas francesas abandonan México, dejando al Presidente Benito Juárez más libertad para oponerse al régimen extranjero. Los liberales mexicanos, dirigidos por Juárez formaron una armada, que comenzó a luchar contra las tropas europeas, que solo controlaban Veracruz, Puebla, Querétaro y la capital.

Viendo la delicada situación del imperio, Maximiliano se recluye en Querétaro, a pocos kilómetros de la capital. En 1867 la ciudad fue sitiada, terminando por ser conquistada por las tropas de Juárez, apresando a Maximiliano.

Fusilamiento Maximiliano I

Luego de un rápido proceso, el ex Emperador fue condenado a muerte por fusilamiento, junto con dos de sus generales: Miramón y Mejía. No obstante los pedidos internacionales y los ruegos personales de familiares y amigos, la ejecución tuvo lugar el 19 de junio de 1867. La emperatriz Carlota, que no estaba en México en ese momento, sufrió terriblemente la muerte de su marido.

El cuerpo de Maximiliano fue repatriado a pedido de su hermano Francisco José, estando hoy enterrado en la cripta familiar de los Capuchinos, en Viena.

Carlota de México (1840-1927)

La gran protagonista de “Noticias del Imperio” y narradora en primera persona en parte de la obra, es Charlotte de Bélgica, que asume el nombre de Carlota al convertirse en Emperatriz de México.

Carlota es hija de Leopoldo I, rey de Bélgica, y de Luisa de Orleans, hija del último rey francés, Luis Felipe I, quien reinó entre 1830 y 1848. Carlota era también prima de la Reina Victoria de Inglaterra.

Carlota de MéxicoEn 1857 Carlota se casa en Bruselas con el archiduque Maximiliano, de la casa de los Habsburgo (Austria).

En 1864 la pareja se instala en México.

Luego de unos años en los que la situación política y social del país se va deteriorando, Carlota decide abandonar México en 1866, para solicitar ayuda al Papa Pío IX, empresa en la que no tuvo ningún éxito.

Aparentemente, ya en esa época Carlota evidenciaba signos de locura (paranoia o esquizofrenia), aunque agravándose mucho más luego del fusilamiento de su marido, y empeorando en el paso del tiempo.

Terminó sus días en el Castillo de Bouchout, en Bélgica, a los 86 años, con todos sus conocidos ya muertos, y plagada de recuerdos funestos.

Forey (1804-1872)

Mariscal de Francia, que participó en los conflictos de Argelia, Crimea e Italia. En 1862 fue elegido reemplazante de Lorencez como jefe de la expedición en México. Si bien logra tomar la ciudad de Puebla, fue solo gracias a Bizaine. El coronel de Estado mayor francés, Loizillon, no estaba satisfecho con el desempeño de Forey en México, llamándolo en 1863 de vuelta a Francia, ascendiendo a Bizaine. Unos años después Forey enferma y muere.

Batalla de Puebla

Bizaine (1811-1888)

Mariscal francés, que sirvió en Argelia, España y Crimea. Entre 1862 y 1863 fue decisivo en la victoria francesa por la que se tomó Puebla, luego de la cual fue nombrado a cargo de la expedición. Cuatro años después, en 1867, es acusado de extender la expedición en México contra los deseos de Napoleón III, exigiéndose su expatriación a Francia. Al dejar las tropas francesas el país, se agrava rápidamente la crisis del Segundo Imperio. En 1870 Bizaine participa en el conflicto franco-prusiano, que termina con la derrota francesa y con la carrera del mariscal.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Quiero invitarlos a visitar la casa de Sábato de Santos Lugares. El sábado fui y vale totalmente la pena. Sean o no amantes del escritor, les va a interesar; pero si son fanáticos, les va a fascinar.

La casa donde vivió gran parte de su vida Ernesto Sábato (desde 1945 hasta su muerte en 2011) está ubicada en la calle Saverio Langeri al 3135, en Santos Lugares, Provincia de Buenos Aires. Llegar es fácil: si van en auto, es apenas cruzando la General Paz, a la altura del barrio porteño de Devoto. Si deciden ir en tren, se toman el San Martín y se bajan en Santos Lugares; a tres cuadras de la estación está la casa. Luego del festival Sábato que se hizo hace poco, se hizo más conocida la casa, y hay carteles que nos ayudan a llegar.Mapa Casa de Sábato

La casa está abierta los jueves de 11 a 15 y los sábados de 13 a 19 La entrada es gratuita (se aceptan contribuciones voluntarias).

Para visitar la casa obligatoriamente tienen que hacer la visita guiada, que comienzan a cada hora desde las 13, y están a cargo de dos de los nietos de Sábato.Jardín Sábato

Jardín a la entrada de la casa, donde Sábato mostraba su costado “caótico”

A mi me tocó la visita a cargo de Guido, que nos dijo que el tour es muy diferente si lo da su hermana, que lo hace más sentimental. Así que pienso volver en otro horario para escuchar la otra parte de la historia (a las 13, 14 y 15 la visita la hace la nieta y a las 16, 17 y 18 Guido).

Estatua CeresNo quiero anticiparles mucho, pero sí les digo que vale totalmente la pena. Ya me pareció algo único poder entrar a la casa de Sábato, ver sus bibliotecas, su jardín, su estudio, Pero creo que más especial es todavía que me haya guiado uno de sus nietos, contando anécdotas de la intimidad familiar.

Ojalá que estos chicos sigan haciendo las visitas ellos mismos. Por las dudas, les recomiendo que no dejen pasar mucho tiempo para ir.

Estatua de Ceres que estaba en el Parque Lezama, regalada a Sábato. Hoy está ubicada en el jardín interno de la casa.

Estudio de Sábato

Estudio de Sábato

Les dejo el link al Facebook: https://www.facebook.com/Casadesabato/?fref=ts

Saludos.

Mercedes

 

Estimados lectores:

Para tener una referencia histórica de la época en la que se desarrolla la historia, les dejo una cronología de la historia de Francia y una breve biografía de Napoleón II y III. Este último es quien gobernaba en Francia en la época de la instauración del Imperio Mexicano.

Más adelante les pasaré más información del contexto histórico. Comienzo por Francia porque es como se inicia la narración de la historia.

Historia de Francia

  • 1789-1792: Revolución Francesa. La monarquía es derrocada, siendo el rey Luis XVI guillotinado, al igual que su hermana y su esposa (María Antonieta).Guillotina Revolución Francesa
  • 1792- 1804: Primera República Francesa. Período de inestabilidad política, social y económica, con altos costos de guerra, debido a los conflictos internos y con otros países. En la primera parte de este período nos encontramos con el “Reino del Terror”, concluido en 1794 con la ejecución de Robespierre. La forma de gobierno pasa de ser una especie gobierno revolucionario de emergencia, comandado por Robespierre, a un Directorio y, finalmente, a un Consulado, luego del golpe de estado dirigido por Napoleón Bonaparte (Napoleón I). Al final de este período Napoleón I logra estabilizar de alguna manera las finanzas estatales.Napoleón Bonaparte
  • 1804-1814: Primer Imperio Francés, en cabeza de Napoleón I, quien había sido elegido como tal en un plebiscito. Período de constantes conflictos bélicos con otros países y regiones que por entonces eran parte del imperio.
  • 1814-1830: La Restauración (de la monarquía). Los Borbones retornan al poder de la mano de Luis XVIII, hermano de Luis XVI. En 1815 Napoleón invade Francia y retoma el poder por 100 días, obligando al rey a huir del país. En junio de ese mismo año, Napoleón pierde la batalla de Waterloo y Luis XVIII vuelve al poder. Tras su muerte, a Luis XVIII lo sucede su hermano Carlos X, quien aprueba una serie de medidas que implicaron un retorno a una monarquía más tradicionalista, en favor de nobles y de la iglesia.
  • 1830-1848: Monarquía de Julio. Las medidas de Carlos X provocan una revolución, que terminó con la abdicación del monarca, sucedido por el Rey Luis Felipe I.
  • 1848-1852: Segunda República Francesa. La disconformidad del pueblo con el régimen monárquico de Luis Felipe I produce una nueva revolución, que inaugura la segunda república, que abole la esclavitud, aprueba el voto universal masculino, reforma la constitución, entre otras medidas. En 1848, en las primeras elecciones presidenciales con voto universal, es elegido Presidente Luis Napoleón Bonaparte (sobrino de Napoleón I y futuro Napoleón III).
  • 1852-1870: Segundo Imperio. Luis Napoleón Bonaparte, al estar por terminar su mandato presidencial, lleva a cabo un golpe de estado, que concluye con su nombramiento como Emperador. Los primeros años se caracterizan por el autoritarismo, que se reduce posteriormente (por ejemplo, se acuerda el derecho a huelga en este período). Por otro lado, el Imperio se enfrenta a la iglesia al apoyar a Víctor Manuel II en la unificación italiana. Hacia el final de este período, la Imperio se torna más parlamentarista y más democrático. Los objetivos de Napoleón III serán reforzar a Francia ante el mundo, desde la economía y la política (acceso al crédito, acuerdos internacionales, industrialización, Guerra de Crimea con Gran Bretaña, contra Rusia, etc). Dentro de este período, se produce la creación del Segundo Imperio Mexicano, siendo Maximiliano I y su esposa Carlota los emperadores.
  • 1870-1940: Tercera República. Luego de la derrota de Francia ante la Alemania de Bismarck (por conflictos territoriales), los franceses proclaman la República.

Personajes principales de Francia

Napoleón IINapoleón II (1811-1832): Hijo de Napoleón Bonaparte y María Luisa de Austria. Fue rey de Roma por un breve período, siendo niño. Luego de la abdicación de su padre, debió permanecer recluido en el  palacio de su abuelo, el emperador Francisco I de Austria, donde recibió el título de Duque de Reichstadt. Si bien no llegó a casarse ni a dejar descendencia oficial, se cree que fue el verdadero padre de Maximiliano I (uno de los protagonistas de la novela que estoy leyendo), quien sería Emperador de México. Los padres oficiales de Maximiliano I son los archiduques de Austria: Sofía y Francisco Carlos (padres de Francisco José, futuro emperador de Austria).

Napoleón III (1808-1873): De nombre Luis Napoleón Bonaparte, era hijo de Luis Bonaparte (hermano de Napoleón I) y de Hortensia de Beauhamais (hija de Josefina, la primera esposa de Napoleón Bonaparte). Al morir su hermano mayor y Napoleón II, se transformó en el legítimo heredero de Napoleón I. Fue Presidente de Francia entre 1848 y 1852, y emperador de Francia desde 1852 hasta 1870. Casado con Eugenia de Montijo. Fueron Napoleón III, su esposa y representantes de otras potencias europeas, quienes decidieron enviar como emperador de México a un príncipe europeo.

Napoleon III

Sus primeros años debió pasarlos fuera de Francia (por haber sido prohibido el ingreso de Bonapartes). En 1836 se instala en Francia, para intentar llevar a cabo un golpe de Estado, que fracasó. En 1840 hubo un nuevo intento de golpe, luego del cual es apresado, debiendo pasar seis años en prisión (aunque en condiciones privilegiadas). Al conseguir escapar de prisión parte para el Reino Unido, donde permanece dos años, retornando a Francia cuando la revolución de 1948 depone al rey Luis Felipe I, dando origen a la Segunda República Francesa.

Es elegido Presidente por amplia mayoría, a lo que contribuyó su nombre, el único conocido por las personas más humildes. Unos años después, en 1852, luego de una serie de conflictos y reformas legislativas, se conforma el Segundo Imperio, designándose a Luis Napoleón Bonaparte como el Emperador Napoleón III.Eugenia de Montijo

Contrajo matrimonio en 1853 con Eugenia de Montijo, joven noble de origen español, que demostró tener una importante influencia en política francesa: ejerció de regente durante los viajes de su marido y secundó las intervenciones exteriores de Francia, entre las que se encuentra la instauración del imperio en México.

Napoleón III, luego de la proclamación de la Tercera República en 1870, se exilia con su familia en Inglaterra, donde muere tres años después. Eugenia de Montijo, por su parte, vivió muchos años más (hasta 1920), falleciendo en Madrid, a la edad de 94 años.

Estimados lectores:

El nuevo libro es “Noticias de imperio”, de Fernando del Paso. La obra, de tamaño más que considerable, cuenta la historia de Maximiliano I, hermano del Emperador austríaco Francisco José (esposo de Sisí), quien fue a su vez emperador, de México.

Noticias del imperio

Casado con la belga Carlota, Maximiliano fue elegido por las potencias europeas en 1864 como emperador del rebelde México.

La justificación de la intromisión fue la negativa del entonces presidente de México, Benito Juárez, de pagar la abultada deuda externa del país.

Sin embargo, mala decisión terminó siendo para la monarquía austríaca, que vio asesinado a uno de sus descendientes, en las lejanas tierras americanas. Carlota debió terminar sus días sola en Europa, ignorada por todos, sin apoyo de nadie.

Todo esto, junto con la historia previa y todos los hechos vinculados, será abordado por el autor, sin escatimar en detalles.

Como el libro es realmente muy pesado, lo estoy dejando en casa, leyendo solo a la noche. Así que paciencia.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

He terminado de leer “Mientras escribo”, de Stephen King. La verdad que es excelente, recomendable para los amantes de King como para los que no lo son, porque nos permite meternos en el universo creativo de uno de los escritores de suspenso y ciencia ficción modernos más vendidos. Y si alguno de ustedes tiene intenciones de empezar a escribir, definitivamente es una buena forma de empezar.

En la primera parte nos encontramos con una serie de anécdotas de King, vinculadas con su carrera profesional, obviamente mezclada con su vida personal. En la segunda parte el autor de bestsellers nos brinda una serie de consejos que van desde la forma de escribir (vocabulario y gramática) a cómo escoger un agente.

En todo momento la narración es amena, se siente como si King estuviera charlando con nosotros en el living de su casa.

Totalmente recomendable.

Les dejo algunos consejos de King que fueron apareciendo en el libro y que me llamaron la atención. Había muchos más, pero tuve que seleccionar.

Consejos de Stephen King

– No inflar el vocabulario para que el escrito parezca mejor; usar las primeras palabras que se nos vinieron a la mente.

– Tratar de no usar la voz pasiva. Siempre con la activa se transmiten mejor las ideas. La voz pasiva complejiza las frases y las hace más difíciles para el lector (es fundamental pensar en el lector).

– Usar pocos adverbios (fácilmente, trabajosamente, arduamente, etc), particularmente en los diálogos (“-Esto no es para mí- dijo sinceramente Juan”). La idea es que, si el texto está bien narrado, el lector se dará cuenta solo si Juan habló con sinceridad o no. Aclararlo es sobrecargar la escritura.

Stepehn King.jpg

Para King la voz pasiva y el uso de adverbios son signos de miedo: el escritor teme que su escritura sea pobre (en el primer caso) o que no se comprenda bien la intención (y por eso usa adverbios).

Obviamente, él mismo admite usarlos. La recomendación es medir su uso, tratando de que las intenciones surjan de la narración y no del adverbio.

– Fragmentación de párrafos: da más fluidez al escrito.

– “El lenguaje no está obligado a llevar permanentemente corbata y zapatos de cordones. El objetivo de la narrativa no es la corrección gramatical, sino poner cómodo al lector, contar una historia… y, dentro de lo posible, hacerle olvidar que está leyendo una historia”.

– “Si quieres ser escritor, lo primero es hacer dos cosas: leer mucho y escribir mucho”. Él lee entre 70 y 80 por año. “Hay que leer de todo, y al mismo tiempo depurar (y redefinir) constantemente lo que se escribe”.

– Cuando empieza un proyecto (libro, cuento) no parar hasta terminar. Porque dejar durante mucho tiempo a los personajes hace que se oxiden, que se pierda la conexión con la trama. King en general demora tres meses en escribir cada novela.

– Mantiene rutinas de trabajo estrictas: temprano todas las mañanas se sienta a escribir y no para hasta completar las 2.000 palabras (10 páginas).

– Encontrar espacio cómodo para escribir, sin distracciones y con una puerta que se debe cerrar. “La puerta cerrada es una manera de decirles a los demás y a ti mismo que vas en serio”.

– “A mi modo de ver, todos los relatos y novelas constan de tres partes: la narración, que hace que se mueva la historia de A a B y por último hasta Z, la descripción, que genera una realidad sensorial para el lector, y el diálogo, que da vida a los personajes a través de sus voces.

Te preguntarás dónde queda la trama. La respuesta (al menos la mía) es que en ninguna parte (…). Desconfío de los argumentos por dos razones: la primera, que nuestras vidas apenas tienen argumento, aunque se sumen todas las precauciones sensatas y los escrupulosos planes de futuro; la segunda, que considero incompatibles el argumento y la espontaneidad de la creación aténtica (…). Mi principal convicción acerca de la narrativa es que se hace prácticamente sola. La tarea del escritor es proporcionarle una tierra de cultivo (y transcribirla, claro)”.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Intercalé en mi lectura de Stephen King otro libro: “Printemps” (“Primavera”), del Premio Nobel  2008 J. M. G. Le Clézio. Es un libro muy cortito, como el otro que leí del mismo autor, “El Africano”.

El estilo también es similar: tono melancólico, recuerdos de África (en este caso Marruecos) y de Francia, imágenes del pasado permanentemente cruzadas con el presente y mucha descripción de sensaciones, paisajes, olores y sentimientos.

Printemps

“Printemps” es en realidad una novela breve extractada del libro “Printemps et autres saisons” (“Primavera y otras estaciones”), que contiene cinco relatos cortos. El primero, “Primavera”, cuenta la historia de Saba, una joven criada por una pareja de ancianos en una ciudad rural del norte de Marruecos, cuya feliz vida campestre da un vuelco de 180 grados cuando debe partir para Francia a vivir con su madre en la miseria, tanto material como espiritual.

La falta de familia real, junto con el desarraigo y el exilio hacen que la obra sea la permanente búsqueda de identidad de la pequeña Saba, que creció entre dos continentes y sin familia verdadera.

Como “El Africano”, un libro muy dulce, en cuyas páginas encontramos infinidad de sensaciones, de las cuales una gran parte provienen del amor de Le Clézio por el continente africano.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Les dejo algunas citas de la primera parte del libro:

“Si no hay objeción, me gustaría aclarar algo lo antes posible. No hay ningún Depósito de Ideas, Central de Relatos o Isla de los Best-séllers Enterrados. Parece que las buenas ideas narrativas surjan de la nada, planeando hasta aterrizar en la cabeza del escritor: de repente se juntan dos ideas que no habían tenido ningún contacto y procrean algo nuevo. El trabajo del narrador no es encontrarlas, sino reconocerlas cuando aparecen”.

Ante la afirmación de la directora del colegio de que algo que había escrito era basura…

“Estaba avergonzado. Desde entonces me he pasado muchos años (creo que demasiados) avergonzándome de lo que escribía. Me parece que hasta los cuarenta no entendí que casi todos los escritores de novelas, cuentos o poesía de quienes se ha publicado siquiera una línea han sufrido alguna u otra acusación de estar derrochando el talento que les ha regalado Dios”.

“…Gould me dijo otra cosa interesante: que hay que escribir con la puerta cerrada y reescribir con la puerta abierta. Dicho de otra manera: al principio solo escribes para ti, pero después sale afuera. Cuando ya tienes clara la historia y la has contado bien (al menos dentro de tus posibilidades), pertenece a cualquier persona que quiera leerla. O criticarla”.

Hablando del apoyo incondicional de su mujer…

“Escribir es una labor solitaria, y conviene tener a alguien que crea en ti. Tampoco es necesario que hagan discursos. Basta, normalmente, con que crean”.

“Aprendí dos cosas (de Carrie White, protagonista de su primer novela, Carrie): primero, que la impresión inicial del autor sobre el personaje o personajes puede ser tan errónea como la del lector. Segundo (pero no en importancia), darse cuenta de que es una mala idea dejar algo a medias solo porque presente dificultades emocionales o imaginativas. A veces hay que seguir aunque no haya ganas. A veces se tiene la sensación de estar acumulando mierda, y al final sale algo bueno”.

“Se empieza así: poniendo el escritorio en una esquina y, a la hora de sentarse a escribir, recordando el motivo de que no esté en medio de la habitación. La vida no está al servicio del arte, sino al revés”.