Skip navigation

Estimados lectores:

Me encuentro leyendo, muy de a poco, “Respiración artificial”, de Ricardo Piglia. Lamentablemente estoy con muy poco tiempo para leer, lo cual tampoco contribuye a que me conecte con la trama, que por cierto no es sencilla.

El libro gira en torno a la familia Ossorio, cuya historia nos remonta a 1850, cuando en el país gobernaba Juan Manuel de Rosas. A través de diferentes generaciones se fue transmitiendo el pasado de Enrique Ossorio, abuelo de uno de los protagonistas, acusado de conspirador en la época de Rosas.

Cien años después de los hechos, el errante y aventurero Marcelo Maggi, familiar político de los Ossorio, se fija como propósito indagar en antiguos papeles familiares y escribir la verdadera historia de este Enrique Ossorio, desconocido e ignorado por muchos.

Para ello contacta a su sobrino, Emilio Renzi, un joven escritor, una especie de alter ego del propio Piglia, quien acaba de escribir un libro sobre la historia familiar, donde el errático tío tiene un rol preponderante.

Me está costando bastante leerlo, no solo por la falta de tiempo, sino porque es algo rebuscado. Hay muchas referencias históricas, más que nada en la segunda parte, y de historia argentina, que no es mi especialidad. Además que cambian las bordadoras y los estilos narrativos, pasando del formato epistolar al diálogo y a la narración en prosa tradicional. Hay permanentes idas y venidas en el tiempo, desde 1800 hasta casi la actualidad.

Quizás no sea el mejor momento para leer un libro así. Creo que requiere más dedicación.

Les dejo un extracto del libro:

“Veo bien el trágico destino que nos espera, sobre todo a usted, Juan Bautista (Alberdi), sobre todo a usted porque lo conozco bien y sé que jamás llegará a transigir. Es de la clase de hombres que no transige y esa clase de hombre, en los tiempos que se avecinan, tendrán dos caminos: el exilio o la muerte. Los otros, y entre ellos algunos que hoy se dicen sus amigos, harán, claro, su carrera. Este país está a punto para eso. ¿Cómo no van a hacer carrera si tienen el campo abierto, toda la pampa para ellos? Van a ganar los que corran más ligero, no los mejores, ni los más honestos, ni los que mejor piensen o quieran a la patria. En cuanto a usted: ninguna gloria le será negada, Juan Bautista, pero tampoco ninguna desdicha”.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Les dejo el link a un interesante artículo de La Nación, que explica cómo leer literatura, además de ser un placer personal, puede ser útil en la carrera laboral.

http://www.lanacion.com.ar/2017118-cinco-maneras-en-que-leer-ficcion-sirve-para-hacer-carrera-en-el-trabajo

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

He terminado de leer El extranjero, de Albert Camus (L’Étranger en el idioma original). Lo había leído hace mucho tiempo, estando todavía en la secundaria, y la verdad que no recordaba nada. Quizás porque las reflexiones que aporta el libro eran demasiado complejas para mis 16 años.

El libro nos muestra el interior de Meursault, un joven argelino que sufre la muerte de su madre. “Sufrir” es una forma de decir, porque en realidad Meursault no siente nada, ni por su madre, ni por su novia María, ni por el hombre desconocido que matará unos días después del funeral de su madre, en un caluroso día de verano.
Este pequeña pero preciosa novela, narrada en primera persona por Meursault, nos muestra la esencia de este hombre que transita la vida como un extranjero.

Imperdible. 100% obligatorio leerla.
Próximo libro: “Respiración artificial”, de Ricardo Piglia.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Ya he terminado el libro de cuentos de Truman Capote. Algunos ya los había leído en el breve compilado en inglés que leí hace poco, pero los releí en castellano (una lectura totalmente diferente). Otros fueron nuevos.

Muchos son bastante dulces, sobre recuerdos familiares, en pequeños pueblos en el interior de Estados Unidos. Pero cada uno muestra un mundo particular.

El nuevo libro es El extranjero, de Albert Camus. Lo leí hace mucho en castellano, pero ahora quiero leerlo en su idioma original, el francés.

Igual ténganme paciencia, porque no estoy con mucho tiempo para leer.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

El nuevo libro es “Cuentos completos”, de Truman Capote. Es una colección de 20 cuentos, escritos entre 1943 y 1982 por el reconocido autor de “A sangre fría”. Es decir que comprenden un periodo que va desde sus 20 años hasta caso su muerte, en 1984, a los 60 años.

La mayoría son bastante cortos y fáciles de leer. Si bien todos ambientados en Estados Unidos, las temáticas son variadas; tenemos desde el mundo de los ricos, o ex ricos, de la posguerra, la vida en la campiña y la pobreza.

Saludos.

Mercedes

 

Estimados lectores:

Rápidamente he terminado de leer “Silent witness”, de Richard North Patterson.

El libro, a pesar de asustar por su extensión, es muy fácil de leer, aún en inglés. El vocabulario es sencillo, y la narración muy ágil: Cada capítulo casi obliga a continuar leyendo.

Si bien es un policial, tiene algunos toques de thriller. Gran parte del libro es el desarrollo del juicio por el cual acusan de asesinato a uno de los protagonistas.

Respecto a la trama, nos encontramos con que, para defender a su amigo de la infancia, el reconocido abogado Tony Lord no solo deberá usar todos sus conocimientos de derecho penal, sino que deberá lidiar permanentemente con los recuerdos de un pasado que creía haber dejado atrás.

Lo único que le critico es el final, que no me pareció a la altura del resto del libro. El resto excelente!

El autor es él mismo abogado, y un escritor bastante conocido, especialmente en Estados Unidos, habiendo escrito una gran cantidad de libros policiales. Les dejo el link a su sitio web oficial: http://www.richardnorthpattersonbooks.com/.

Saludos.

Mercedes

 

Estimados lectores:

En mis vacaciones no solo leí el libro que me había llevado, “Basada en hechos reales”, sino que leí uno que me regalaron en el viaje, “La séptima función del lenguaje” y empecé otro, “Silent witness”. Pero vayamos por partes…

Basada en hechos reales

“Es una novela de la francesa Delphine De Vigan. Está narrada en primera persona, y la narradora comparte muchas características de la escritora: se llama Delphine, es escritora y el libro que la catapultó a la fama fue un escrito autobiográfico. Esto hace que parezca una autobiografía, aunque realmente no lo sea.

La historia gira alrededor de la narradora y sus problemas profesionales, vinculados con la inesperada fama y el bloqueo que se encuentra experimentando. Ante esta situación, aparece en escena L., una misteriosa mujer que se introduce rápidamente en la vida de Delphine, transformándose en su mejor amiga, creando una relación de dependencia casi total.

Es un thriller, en gran medida psicológico, que nos mantiene intrigados hasta el final.

El nombre de la obra proviene de la exigencia de L. de que su nueva amiga descarte la novela y se dedique a escribir historias basadas en hechos reales, aprovechando sus vivencias, su análisis de la realidad y su capacidad de transmitir experiencias.

Se lee fácil y rápido, cada página invita a seguir leyendo. Sin embargo, no sé si lo calificaría como un buen libro. Sí, es interesante. Sí, es atrapante. Pero es como si le faltara algo. Parece más el guión de una película que una novela.

La séptima función del lenguaje

Novela escrita por el francés Laurent Binet. Parte de la suposición de que la muerte de Roland Barthes, en 1980, atropellado por un auto mientras cruzaba la calle, tuvo causas ocultas. En el libro, que tiene algo de sátira, de humor y de imaginación, nos encontramos con complots de intelectuales franceses y de otros países, políticos franceses en medio de la campaña por la presidencia, una misteriosa sociedad secreta de retórica y el submundo académico, con sus internas, luchas de ego e intimidades.

La clave del asesinato pareciera ser un importe descubrimiento de Barthes, relacionado con la séptima función del lenguaje, una función que le otorgaría a su dueño importantes poderes.

Nos guían en la investigación un inspector sin ningún conocimiento de filosofía, semiótica o retórica, y un intelectual francés, especialista en el análisis de signos. Los dos forman una curiosa y simpática pareja.

El tono de la obra es bastante cómico, hay muchos gags relacionados con políticos e intelectuales de la época. Mayormente se refiere a personajes conocidos, pero me anoté muchos nombres para googlear después.

Es líneas generales es muy entretenido, totalmente original, y nos permite además conocer a muchas de las personalidades académicas que marcaron los últimos 50 años.

Si bien no es difícil de leer, resultará mucho más interesante para los que conozcan algo del mundo literario y filosófico de los 80, ya que se hacen muchas bromas con características e historias conocidas (y no tanto), de algunos de los principales personajes de la época.

Silent witness

Me encontré este libro, de Richard North Patterson, en uno de los hoteles en los que paré, y como no tenía nada para leer lo empecé.

Cuenta la historia de Tony Lord, un conocido abogado penalista de la ciudad de San Francisco, que recibe un pedido de ayuda de una amiga de la secundaria: su esposo está siendo acusado del asesinato de una adolescente.

El llamado lo lleva a Tony Lord a recordar su propia historia, cuando su novia de la secundaria fue violada y asesinada, siendo él el principal sospechoso.

Los conflictos al decidir ayudar a su amigo comienzan por los recuerdos de su pasado, por saber que el acusado, también su amigo, estaba teniendo relaciones con la joven asesinada, y por no tener la certeza de su inocencia.

Hasta lo que leí venía muy interesante. No es un libro corto, pero cada página invita a seguir leyendo. Como no me lo traje, ya compré el e-book para seguir leyéndolo.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Hoy estoy saliendo de vacaciones, en un periplo que durará tres semanas.

Mi biblo-compañero de esta vez será “Basada en hechos reales”, de Delphine Devigan. Todavía ni lo empecé, así que me lo reservo todo para las vacaciones.

PN932_Basadaenhechosreales_DEFINITIU.inddSaludos.

Mercedes

 

 

Estimados lectores:

El nuevo libro, que ya casi termino es “Teoría general del olvido”, de José Eduardo Agualusa.

teoria-general-del-olvido

Es la historia de Ludovica, que vive hace años encerrada en su casa, por temor a salir afuera. Con su hermana Odete, su única compañera, se trasladan a Angola a vivir con el nuevo marido de Odete, un comerciante de diamantes. Todo cambia cuando estalla la revolución en Angola y Odete y su marido desaparecen misteriosamente. Ludovica, ahora totalmente sola, se aísla por completo del mundo exterior, permaneciendo durante años recluida en el departamento.

africa

El libro es la historia de Ludovica, pero también de ese pueblo angoleño que está en plena ebullición: entre 1969 y 1975 fue la lucha por la independencia de Portugal, y desde 1975 hasta 2002 vivió en guerra civil. Durante todo este tiempo Ludovica vio los acontecimientos desde la ventana de su casa.

Sobre el autor

agualusaJosé Eduardo Agualusa es él mismo un angoleño de origen portugués, que transita su vida entre Angola, Portugal y Mozambique.

Les dejo un link a una entrevista al autor que salió en año pasado en Página 12: https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/4-40184-2016-10-03.HTML.

Allí comenta algo del libro, de la historia de Angola y deja traslucir algo de su vida personal.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Ahora sí, les dejo mis comentarios sobre “Mi vida. Intento autobiográfico”, de León Trotsky.

En primer lugar, lo que destaco es que es la palabra directa de uno de los líderes e idearios de la Revolución Rusa, ladero de Lenín. A través de este testimonio podemos acercarnos al mundo de la Revolución, a su gestación y a los años posteriores.

Por otro lado, además de destacarse la parte histórica, es interesante la experiencia personal de vida, desde sus primeros años en el campo, a su último período en México, pasando por cárceles, deportaciones, exilios en distintos países.

El compromiso personal con la causa revolucionaria es impresionante, aunque no compartamos ese pensamiento. Ya desde muy joven lo vemos a Trotsky comprometido con la sociedad. Y fue ese compromiso el que lo condicionó durante toda su vida, ya que nunca cedió ante las presiones de nadie, terminando sus días en el otro lado del mundo, lejos de su patria, asesinado por un agente de Stalin.

Ahora lo negativo… Primero, noto que al ser una autobiografía, es siempre subjetiva, aunque se intente no serlo. Trotsky fue siempre un personaje polémico, y creo que es necesario escuchar otras voces para encontrar una visión más objetiva. El problema es que Stalin se ocupó de rehacer la historia, borrar testimonios y asesinar a opositores al régimen.

Por otro lado, el libro fue escrito en 1927, años antes de que muriera el autor, y hace muchos años. Esto genera que ciertos hechos históricos que en su momento, y para Trotsky, no eran importantes, pero que luego con el tiempo tomaron mayor releyendo. Por ejemplo, el asesinato de los zares de Rusia y todos sus hijos, no es ni mencionado en la biografía de Trotsky.

En el libro se hace mucho énfasis en las luchas internas dentro del partido, o entre facciones del comunismo. Entiendo que éstas constituían el día a día de Trotsky, pero hoy, tantos años después, y habiendo ocurrido tantas cosas, pierden peso y se vuelven un poco reiterativas.

Tuve que leer el libro con una enciclopedia al lado, ya que son nombradas permanentemente nuevas personas, lugares y fechas, que es imposible recordar. Además porque el libro no siempre sigue un orden 100% cronológico, y no se mencionan todos los hechos históricos relevantes. Por ejemplo, no se menciona el hecho que dio comienzo a la Primera Guerra Mundial (el asesinato del heredero del trono austrohúngaro).

De todas formas, a pesar de estas críticas, me resultó muy interesante el libro. Trotsky fue siempre un personaje enigmático para mí, dentro de una época tumultuosa y plagada de eventos históricamente importantes. Sí advierto que es bastante extenso y no muy sencillo de leer.

Saludos.

Mercedes