Skip navigation

Estimados lectores:

En paralelo mientras terminaba “Sobre héroes y tumbas” leí un pequeño libro de cuentos breves de Jorge Luis Borges: “El Informe de Brodie”.

Son 11 cuentos publicados por Borges en 1970, a los 71 años. Si bien cada uno es diferente de los demás, se puede decir que el tema común es la esencia gauchesca, sea en personajes más típicamente gauchos, o en personas ajenas a ese mundo, pero que comparten sus particularidades: peleas por el honor, venganzas y duelos con palabras, cuchillos y pistolas.

Mi única experiencia previa leyendo a Borges no había sido muy duradera (creo que habré llegado a leer dos cuentos, con escasa comprensión). Pero esta vez fue diferente, quizás en parte porque el propio Borges en el prólogo afirma que hizo el intento de escribir de la forma más simple posible, inspirándose en los cuentos que Kipling había comenzado a escribir en 1885, y que publicó en 1890.

Y para probarles que son fáciles de leer les digo que los leí en francés, para practicar para el examen que tengo la semana que viene. Y como lejos estoy de ser bilingüe, créanme que si pude leer a Borges en francés es porque se puede.

Les dejo una frase del prólogo, escrito por el propio Borges: “La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido”.

Saludos.

Mercedes

PD: Próximo libro: “Eclipse”, de John Banville.

Estimados lectores:

Acabo de terminar “Sobre héroes y tumbas”, de Ernesto Sábato.

A pesar de sus dimensiones, es un libro muy atrapante, desde el principio hasta el final, manteniendo la intriga durante toda la historia (de hecho, el final tampoco nos aclara todo; quedan muchas lagunas a completar por el lector).

Está dividido en tres partes muy diferentes. La primera comienza con la crónica policial y narra en tercera persona la historia de Alejandra y Martín, y de los peculiares personajes que los rodean, de la que ya algo dije en un post anterior.

La segunda parte es el Informe sobre ciegos, que muchas veces se vende por separado. Este informe es en realidad el diario de Fernando, uno de los misteriosos personajes de la historia, donde narra su incansable búsqueda de la guarida secreta de la secta de los ciegos. Esta parte, con sus toques sobrenaturales y de delirio, al final encuentra su razón de ser, que no voy a develar.

Por último, la tercera parte es la que viene a darle un cierre a toda la historia, ensamblando las partes realistas con las surrealistas, el drama personal con el del país en esa época.

Las tres partes juntas forman un todo único y muy difícil de describir. Enmarcados por la historia nacional de los años 50, vemos entremezclarse la política con las tragedias de los distintos personajes, sus locuras y sueños, a través de un abanico de personajes muy típicamente argentinos.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Les dejo algunas citas de “Sobre héroes y tumbas”.

Martín reflexionando sobre su padre

¿Habría dicho algo cariñoso Martín de saber que aquellas eran realmente las últimas palabras que oiría de su padre?

¿Sería uno tan duro con los seres humanos -decía Bruno- si se supiese de verdad que algún día se han de morir y que nada de lo que se les dijo se podrá ya rectificar?

Vio como su padre se daba vuelta y se alejaba hacia la escalera. Y también vio cómo, antes de desaparecer, volvió su cara, con una mirada que, años después de su muerte, Martín recordaría desesperadamente.

Para conocer un poco la personalidad de Alejandra, un diálogo entre ella y Martín.

M: ¿Te irías conmigo? (…)

A: Sí, creo que sí. Pero no veo por qué esa perspectiva puede alegrarte.

– ¿Por qué no?

– Porque no soporto a nadie a mi lado y porque te haría mucho, pero muchísimo mal.

– ¿Es que no me querés? (…)

– Pero sí, pavo. Justamente te haría mal porque te quiero, ¿no comprendés? Uno no hace mal a la gente que le es indiferente. Pero la palabra querer, Martín, es tan vasta… Se quiere a un amante, a un perro, a un amigo…

– ¿Y yo? – preguntó temblando Martín- ¿Qué soy yo para vos? ¿Un amante, un perro, un amigo…?

– Te he dicho que te necesito, ¿no te basta?

Conversación entre Martín y Bruno, otro de los personajes principales de la obra:

M: ¡Qué feliz fui aquella tarde! (…)

B: Así se da la felicidad. (…)

B: En pedazos, por momentos. Cuando uno es chico espera la gran felicidad, alguna felicidad enorme y absoluta. Y a la espera de ese fenómeno se dejan pasar o no se aprecian las pequeñas felicidades, las únicas existen. Es como…

Se calló, sin embargo. Al rato continuó:

– Imagínese un mendigo que desdeña limosna por el camino, porque le han dado el dato de un formidable tesoro. Un tesoro inexistente.

Sobre la esperanza

Pero una convicción más profunda, aunque tácita, lo inclinaba a pensar que el tiempo de los seres humanos no vuelve nunca para atrás, que nada vuelve a ser lo que era antes y que cuando los sentimientos se deterioran o se transforman no hay milagro que los pueda restaurar en su calidad inicial: como una bandera que se va ensuciando y gastando (le había oído decir a Bruno). Pero su esperanza luchaba, pues, como pensaba Bruno, la esperanza no deja de luchar aunque la lucha esté condenada al fracaso, ya que, precisamente, la esperanza solo surge en medio del infortunio y a causa de él.

Personas con distintas máscaras

Pues, como decía Bruno, “persona” quería decir máscara y cada uno tenía muchas máscaras: la del padre, la del profesor, la del amante. ¿Pero cuál era la verdadera? ¿Y había realmente una que fuese la verdadera? Por momentos pensaba que aquella Alejandra que ahora estaba viendo allí, riendo de los chistes de Quique, no era, no podía ser la misma que él conocía y, sobre todo, no podía ser la más profunda, la maravillosa y terrible Alejandra que él amaba. Pero otras veces (y a medida que pasaban las semanas más lo iba creyendo) se inclinaba a pensar, como Bruno, que todas eran verdaderas y que también aquel rostro-boutique era auténtico y de alguna manera expresaba un género de realidad del alma de Alejandra; realidad que, ¡y quién sabía cuántas otras más!, le era ajena, no le pertenecía ni jamás le pertenecería.

Estimados lectores:

Estoy leyendo, hace ya unos días, “Sobre héroes y tumbas”, de Ernesto Sábato.

ernesto-sabato

La novela comienza con un fragmento de una crónica policial: una muchacha llamada Alejandra llega a su casa, se encierra en su dormitorio, mata a su padre de cuatro balazos y prende fuego la casa.

Unos años después se descubre un escrito que un tal Fernando Vidal terminó el día de su muerte, y que podría aportar algo de luz sobre el extraño caso de Alejandra. Este es el “Informe sobre ciegos”, que forma parte de “Sobre héroes y tumbas”, y que muchas veces se vende por separado, por su autonomía literaria.

Luego de ese inicio que despierta curiosidad, el libro vuelve unos años para atrás para narrar la historia de Alejandra y Martín, dos jóvenes que se conocen en el Parque Lezama, lugar que, junto con La Boca y San Telmo, serán los escenarios de muchos de los sucesos de la obra.

Alejandra es un personaje muy particular, al igual que su familia y el resto de los personajes que la rodean. Vive en una casa antigua con su padre, con quien nunca tuvo una buena relación, con su bisabuelo que habita en el pasado y un tío loco que toca la trompeta a cualquier hora del día y de la noche.

Una extraña atracción parece unirla con Martín: se conocen aparentemente por azar, y también por azar se reencuentran, aunque con la convicción por parte de Martín de que Alejandra sabe cómo encontrarlo, y que lo hace cuando ella quiere.

Martín, desempleado y solitario, poco a poco va conociendo pedazos de esta misteriosa Alejandra: su pasado plagado de historias y su extraño presente.

Saludos.

Mercedes

 

Estimados lectores:

El famoso y polémico escritor francés del momento, Michel Houellebecq, va a estar por nuestras tierras. Este jueves 10 de noviembre a las 20hs. se presentará en el Centro Cultural San Martín, donde participará de un diálogo público con en escritor argentino Gonzalo Garcés.

Interesados en asistir, es gratuito, retirándose las entradas 2 hs. antes del comienzo del evento. Solo se entregarán 2 entradas por persona.

Les dejo el link a la página del San Martín: http://elculturalsanmartin.org/programacion/evento/2129-michel-houellebecq

Y también una nota publicada hoy en Clarín sobre este polémico personaje: http://www.clarin.com/cultura/Michel-Houellebecq-incorregible_0_1683431715.HTML

houellebeq

Huellebeq recibió numerosos premios, entre los que se destaca el Premio Goncourt, uno de los más distinguidos honores de la literatura francesa. Una de sus últimas novelas, “Sumisión”, publicada el 7 de enero de 2015 (precisamente el mismo día del atentado de Charlie Hebdo), causó un gran revuelo a nivel mundial, ya que en ella Huellebeq imagina a Francia bajo el gobierno de un presidente musulmán.

El escritor, constantemente envuelto en polémicas, es amado y odiado por la sociedad francesa. En la foto lo podemos ver con su eterno cigarrillo en la mano.

Saludos.

Mercedes

Biografía de Marcial Gala

Nació en La Habana, Cuba, en 1965. Es narrador, poeta y arquitecto. Es miembro de la Unión de escritores y artistas de Cuba, y ha recibido importantes premios por sus obras.

marcial-gala

Al preguntarle por el género en el que escribe, él mismo afirma en las entrevistas que trabaja más el género fantástico en sus cuentos, aunque tiene algunas novelas de estilo más bien policial.

Fuera del ámbito literario, también cuenta con varios títulos: Técnico Medio en Ergoterapia Psiquiátrica en el Politécnico de la Salud de Santiago de Cuba, (1983), Arquitectura en la Universidad Central de las Villas, Santa Clara, (1992), y egresado del centro Onelio Jorge Cardoso.

Actualmente vive en Cienfuegos, el mismo escenario de su novela.

Obras (mezclados cuentos, novelas y poesía):

  • Enemigo de los ángeles (1995).
  • El Juego que no cesa (1996).
  • Dios y los locos (2000).
  • El hechizado (2000).
  • Sentada en su verde limón (2004).
  • Letras cubanas (2004)
  • Moneda de a Centavo (2009)
  • Es muy temprano (2010)
  • La catedral de los negros (2012)
  • Monasterio (2013).
  • Escuchando a Miriam H (2015).

Entrevista a Marcial Gala

Les dejo un link a una muy interesante entrevista a Marcial Gala, a propósito de la novela que vengo de leer, pero que también aporta un bosquejo de la sociedad cubana actual.

http://www.telam.com.ar/notas/201509/121107-la-catedral-de-los-negros-el-camino-de-marcial-gala-hacia-la-construccion-de-la-identidad-cubana.html

Algunas partes de la entrevista que me llamaron particularmente la atención:

Racismo y homofobia

El tema de la homofobia y del racismo en Cuba son una constante fuerte que va más allá de voluntades políticas, en cierto modo está en la misma construcción de la nación.

Durante mucho tiempo, los escritores cubanos han vivido a espaldas al tema negro, a pesar de ser una isla más mestiza que otra cosa. El racismo y la homofobia son cosas de las que casi no se habla. Al inicio de la Revolución y en la construcción de este hombre nuevo el hecho de ser homosexual era una especie de reblandecimiento, de defecto, que no era necesario para la construcción de la nueva sociedad. Se llegó a prohibirlos y reprimirlos con penas de cárcel. Las cosas cambiaron, pero aún queda mucho de esa impronta.

La iglesia en Cuba

Sobre todo son las iglesias protestantes, muchas con base en Estados Unidos y Canadá, con una militancia que nunca ha tenido la iglesia católica que, con sus sacerdotes españoles, fue propia de la clase burguesa cubana, mientras que las protestantes son más sociales, van a lugares donde no van ni las organizaciones de masa de la Revolución. Es muy fuerte. Casi ningún cubano tiene alguien conocido que no sea adventista, metodista o bautista.

La cultura cubana

En Cuba hay una cultura muy marcada por lo jerárquico y piramidal. Últimamente ha tomado mucha fuerza que las personas quieran expresar su real opinión porque durante años hubo una especie de reglamentación que determinaba quién podía decir lo que piensa y quién no. Cuba es un país muy plural donde cada persona tiene una opinión y donde es muy difícil definir a las personas como negros, blancos, homosexuales o cubanos. Hay muchas maneras de construir una identidad y esa es una de las pretensiones de este texto, además de entretener.

Levantar el velo

A partir del derrumbe del campo socialista esa sensación de que Cuba era un lugar importante fue descendiendo y los cubanos se empiezan a dar cuenta de la diminuta dimensión de un país que tiene un eco fuerte, pero es un pequeño país. Ese deseo de traer la modernidad a una ciudad chica con un templo que emulara a los grandes templos del cristianismo es también uno de los elementos que mueve a la novela.

El hombro lobo del hombre

Esta tendencia hacia el mal de muchos personajes de la novela que parecen casi predestinados es lo que puede dar una sociedad cuando empieza a desmoronarse. Hay monstruos adentro, no somos buenos por naturaleza. La construcción del hombre nuevo cojea porque al eliminar la moral religiosa que era muy fuerte, con la caída del campo socialista y la pérdida de valores revolucionarios, el hombre nuevo se quedó sin una bandera que le diga ‘es por aquí’ y eso es lo que provocó y provoca en Cuba una gran pérdida de sentido.

Estimados lectores:

Contra todo pronóstico, tuve una semana tranquila y pude dedicarme a la lectura. Ayer terminé “La Catedral de los negros”, de Marcial Gala.

La historia

La novela gira alrededor de la construcción de una catedral de la Congregación del Santo Sacramento, en un barrio marginal de la ciudad cubana de Cienfuegos.

La construcción es emprendida por Arturo Stuart, recién llegado a la ciudad desde Camagüey con su familia: esposa callada, hija artista y dos peculiares hijos varones. El más grande es maltratado constantemente por el padre, y enseguida es reconocido en el barrio por el tamaño de su pene. El menor parece algo afeminado, es callado y poeta.

El arribo de esta familia y la magnífica construcción que nunca acaba, revolucionan un barrio que ya de por sí sufría sus propias convulsiones: mafias, violencia, asesinatos, violaciones, prostitución y drogas.

La narración

Como ya anticipé, es muy peculiar la narración, que está a cargo de distintos personajes vinculados con la historia de la familia camagüeña.

Los narradores están todos ubicados temporalmente en el presente (alrededor del 2008), recordando los hechos de hace 15 o 20 años.

Los participantes de la narración son mucho y totalmente diversos: desde un despiadado asesino y violador, a un arquitecto, pasando por muchachas del barrio, profesores de escuela y prostitutas.

Esto aporta una multiplicidad de visiones y formas de expresión únicas.

El estilo

Si bien hay algunos leves toques de fantasía, el estilo es muy crudo y directo.

La historia nos sitúa en un barrio marginal, en un país donde los conflictos raciales, sexuales y sociales abundan. Y la narración y el estilo acompañan perfectamente la gravedad de los hechos. Abunda el lenguaje agresivo, los insultos, las malas palabras y las expresiones coloquiales cubanas.

Si bien gran parte de la riqueza está en esa descripción de primera mano de la realidad social, a lo largo de toda la historia hay un aire de suspenso e intriga. Desde las primeras páginas sabemos que los recién llegados llevan una vida extraña, y que algo nefasto ocurrió, pero se mantiene la intriga hasta el final.

Me pareció un estilo único, porque es llegar a la historia desde el testimonio personal de los participantes, casi como si fuera un documental escrito.

El mensaje

La obra nos deja una imagen de Cuba muy distante de las paradisíacas playas, aún de la pintoresca Habana. Nos muestra el latente conflicto social, donde el color de la piel y la inclinación sexual son determinantes.

Pero es también una proyección de la realidad del Caribe, una región olvidada por muchos, donde encontramos la pobreza extrema conviviendo con la opulencia.

La Catedral es un símbolo de esa realidad: deseos irrealizables, insatisfacción, poder, abusos, manipulaciones e imposiciones, para terminar inconclusa. Un destino previsto desde un comienzo.

¿Y qué quedó de esa Catedral? Ruinas. Y mitos.

Estimados lectores:

El nuevo libro elegido es “La catedral de los negros”, de Marcial Gala.

La catedral de los negros.jpg

Según la contratapa:

“A un barrio marginal de la ciudad de Cienfuegos se muda un matrimonio proveniente de Camagüey. El padre es un cristiano de la congregación del Santo Sacramento que descubre al poco tiempo de estar en la ciudad que Dios le ha dado una misión: construir un templo que supere todo lo visto en Cuba hasta ahora. En un barrio que es un hervidero de pasiones y conflictos, a los pies de la Catedral que se alza día a día en Cienfuegos, crece una generación signada por la violencia, la crueldad y el egoísmo más extremo, defectos que los personajes llevan consigo más allá de las fronteras del barrio, de la ciudad y de Cuba, como si no pudieran escapar de la sombra de la Catedral inconclusa y como si esta sombra estuviera maldita, nefasta. La novela se abre a una multiplicidad de voces que dialogan entre sí, se explican y se completan. Es una novela de arquitecturas, personajes y narradores rotos, quebrados. Un reflejo de lo que queda cuando los sueños se agotan”.

Algunas referencias:

  • Cienfuegos es una ciudad situada en el centro-oeste de Cuba. Es una ciudad de tamaño medio, habitada por muchos descendientes de inmigrantes europeos, pero también por una importante población mestiza y negra.
  • Camagüey es una ciudad ubicada en el centro-este de Cuba. Es la tercer ciudad más grande de Cuba. Es una ciudad con mucha cultura e historia.

 

mapa-cuba

 

  • “Multiplicidad de voces”: Es tal cual la narración, similar a la del libro que recientemente leí de Orhan Pamuk, donde diferentes narradores cuentan su visión de los hechos. En el caso de Marcial Gala, las intervenciones de cada personaje sobre breves (al menos en lo que leí hasta ahora), y van aportando distintas visiones sobre los mismos hechos. No hay partes contadas por un narrador omnisciente, ni para introducir los capítulos.

 

Saludos.

Mercedes

PD: Advierto que seguramente me tome un tiempo leer el libro. No porque sea largo o difícil de leer, sino porque estoy con muy poco tiempo para dedicarle.

 

Y el Nobel de Literatura es para…

¿ BOB DYLAN ?

Esta mañana, cuando me enteré que el tan esperado Premio Nobel de Literatura había sido para Bob Dylan lo primero que pensé fue que  debía tratarse de una escritor llamado igual que el músico estadounidense. Pero no. Aunque cueste creerlo, el más codiciado premio a la literatura mundial fue para el compositor de 75 años, autor de hits como Blowin´ in the wind, Like a rolling stone y Knockin´ on heaven´s door.

bob-dylan

Muchas de sus canciones fueron hitos en el momento en que se grabaron, marcaron una época, dejaron huella, al punto tal que se han hecho cientos de remix y aún hoy se siguen tocando.

Hasta se han editado libros con las letras de sus canciones.

¿Cambio de paradigma?

Si bien nadie duda de la calidad de la obra de Dylan, no deja de ser una asombro para muchos que el ganador del Nobel de Literatura haya sido un músico. El premio, que habitualmente es entregado a escritores de prosa, mayormente novelas, le fue entregado a Dylan por los mensajes transmitidos en sus canciones, las cuales pueden leerse como poemas.

Justamente, pensando en este tipo de expresión poética, es que la Academia otorga el premio a Dylan.

Si pensamos en la evolución de la literatura a través del tiempo, nos vamos a encontrar con numerosas obras que originalmente eran destinadas a ser representadas en el teatro, cantadas o recitadas, pero que luego transcendieron esa representación y se leen hoy como literatura.

Seguramente con el espíritu de evocar esa forma de literatura, es que la Academia sueca decidió premiar la obra de Dylan.

Lo que podemos preguntarnos ahora es si otros compositores serán premiados. Seguramente no haya muchos de la talla de Dylan, pero la puerta quedó abierta…

white-dove

Blowin’ in the Wind
How many roads must a man walk down
Before you call him a man?
How many seas must a white dove sail
Before she sleeps in the sand?
Yes, and how many times must the cannon balls fly
Before they’re forever banned?
The answer, my friend, is blowin’ in the wind
The answer is blowin’ in the wind
Yes, and how many years can a mountain exist
Before it’s washed to the sea?
Yes, and how many years can some people exist
Before they’re allowed to be free?
Yes, and how many times can a man turn his head
And pretend that he just doesn’t see?
The answer, my friend, is blowin’ in the wind
The answer is blowin’ in the wind
Yes, and
Yes, and how many times must a man look up
Before he can see the sky?
Yes, and how many ears must one man have
Before he can hear people cry?
Yes, and how many deaths will it take ‘till he knows
That too many people have died?
The answer, my friend, is blowin’ in the wind
The answer is blowin’ in the wind

Estimados lectores:

Disculpen la ausencia, pero la verdad que no estoy leyendo nada (de literatura al menos).

Les dejo un link a una nota que publicó hoy La Nación sobre una conferencia dada en Nueva York por el español Enrique Vila-Matas y el estadounidense Paul Auster.

http://www.lanacion.com.ar/1944797-vila-matas-y-auster-dos-amigos-con-idiomas-distintos

Una cita que me llamó la atención:

Auster se refirió también a sus inicios en la lectura. “En mi casa no se leía, y ni mi papá ni mi mamá habían ido a la universidad. Así que llegué en gran medida a los libros luego de haber visto muchas películas. Cuando tenía 11 años, Boris Pasternak ganó el Nobel y fui corriendo a comprar Doctor Zhivago. Leí el primer párrafo y no entendí nada. Volví a leerlo una y otra vez. ¿Qué podía entender de un simbolista ruso traducido al inglés? Si hay alguien que sí me abrió la cabeza y sacudió todo mi ser fue Fiódor Dostoievski con Crimen y castigo. Lo leí en una especie de fiebre que duró dos días. Me dije que si eso podía hacerte un libro, entonces yo quería ser escritor.”

Saludos.

Mercedes