Skip navigation

Estimados lectores:

Me encuentro leyendo, muy de a poco, “Respiración artificial”, de Ricardo Piglia. Lamentablemente estoy con muy poco tiempo para leer, lo cual tampoco contribuye a que me conecte con la trama, que por cierto no es sencilla.

El libro gira en torno a la familia Ossorio, cuya historia nos remonta a 1850, cuando en el país gobernaba Juan Manuel de Rosas. A través de diferentes generaciones se fue transmitiendo el pasado de Enrique Ossorio, abuelo de uno de los protagonistas, acusado de conspirador en la época de Rosas.

Cien años después de los hechos, el errante y aventurero Marcelo Maggi, familiar político de los Ossorio, se fija como propósito indagar en antiguos papeles familiares y escribir la verdadera historia de este Enrique Ossorio, desconocido e ignorado por muchos.

Para ello contacta a su sobrino, Emilio Renzi, un joven escritor, una especie de alter ego del propio Piglia, quien acaba de escribir un libro sobre la historia familiar, donde el errático tío tiene un rol preponderante.

Me está costando bastante leerlo, no solo por la falta de tiempo, sino porque es algo rebuscado. Hay muchas referencias históricas, más que nada en la segunda parte, y de historia argentina, que no es mi especialidad. Además que cambian las bordadoras y los estilos narrativos, pasando del formato epistolar al diálogo y a la narración en prosa tradicional. Hay permanentes idas y venidas en el tiempo, desde 1800 hasta casi la actualidad.

Quizás no sea el mejor momento para leer un libro así. Creo que requiere más dedicación.

Les dejo un extracto del libro:

“Veo bien el trágico destino que nos espera, sobre todo a usted, Juan Bautista (Alberdi), sobre todo a usted porque lo conozco bien y sé que jamás llegará a transigir. Es de la clase de hombres que no transige y esa clase de hombre, en los tiempos que se avecinan, tendrán dos caminos: el exilio o la muerte. Los otros, y entre ellos algunos que hoy se dicen sus amigos, harán, claro, su carrera. Este país está a punto para eso. ¿Cómo no van a hacer carrera si tienen el campo abierto, toda la pampa para ellos? Van a ganar los que corran más ligero, no los mejores, ni los más honestos, ni los que mejor piensen o quieran a la patria. En cuanto a usted: ninguna gloria le será negada, Juan Bautista, pero tampoco ninguna desdicha”.

Saludos.

Mercedes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: