Skip navigation

Estimados lectores:

Les dejo una cita de Ébano, de Ryszard Kapuscinski. Si bien es un capítulo sobre Ruanda, aplica a muchos países de África.

El viaje por el mundo es un peregrinar de una provincia a otra, y cada una de ellas es una estrella solitaria que brilla sólo para sí misma. Para la mayoría de la gente que vive allí, el mundo real se acaba en el umbral de su casa, en el límite de su aldea o, todo lo más, en la frontera de su valle. El mundo situado más allá no es real ni importante, ni tan siquiera necesario, mientras que el que se tiene a mano, el que se abarca con la vista, aumenta ante nuestros ojos hasta alcanzar el tamaño de un cosmos tan inmenso que nos impide ver todo lo demás. Ocurre a menudo que el habitante del lugar y el que llega desde lejos tienen grandes dificultades a la hora de encontrar un lenguaje común, pues cada uno de ellos se sirve de una óptica diferente para mirar el mismo paisaje. El visitante usa un gran angular, que le da una imagen alejada y reducida y, en contrapartida, una larga línea de horizonte; en tanto que el interlocutor local siempre ha usado un teleobjetivo o incluso un telescopio, que aumenta hasta el detalle más insignificante.

Saludos.

Mercedes

Anuncios

One Comment

  1. Hablando de Ruanda… Estoy leyendo “Sobrevivir para Contarlo” donde una niña (hoy ya adulta) llamada Immaculée (en el idioma oficial ruandés significa “resplandeciente y hermosa en cuerpo y alma”) cuenta su niñez en su pueblo natal próximo al Lago Kibu. Ella es la única sobreviviente de su familia (constituida por 4 hermanos y sus padres) al genocidio de 1994. Sin embargo, fue a visitar a la cárcel al asesino de su hermano y su madre y le dijo: “Yo te perdono”. “Ante mis ojos – decía Immaculée – tenía a alguien que habría podido hacer el bien, sin embargo había escogido el camino equivocado, terminando de esa manera. Sin duda era necesario hacer claridad sobre todo lo que había sucedido, por mí y por él, quería darle una oportunidad, para que se diera cuenta de lo que había hecho”.
    África alberga 54 países de los 194 que encierra el planisferio, sin embargo, allí está la pobreza dura. La pregunta es: ¿Es peor la pobreza material o espiritual? Quien es/fue más “rico” Juvénal Habyarimana (presidente de Ruanda desde el golpe de estado de 1973 hasta 1994-cuyo asesinato desencadenaba el genocidio durante el cual fueron exterminados un millón de personas en menos de tres meses-) o Inmaculeé?
    Hoy podemos visitar en Kigali el Museo del Genocidio, sin embargo la visita no tiene la misma dimensión de lo que relataba aquella niña. Vale recordar que el enfrentamiento fue entre dos etnias: Hutus y Tutsis. Luego del Tratado de Versalles, Ruanda fue administrado por el Reino de Bélgica. Los administradores belgas creían en las teorías raciales de la época y se convencieron de que los tutsis eran racialmente superiores. Mientras que antes de la colonización los hutus habían desempeñado un importante papel en el gobierno, los belgas simplificaron el asunto estratificando la sociedad a lo largo de líneas raciales. La ira ante la opresión y el mal gobierno se dirigió hacia la élite tutsi más que hacia el distante poder colonial. OTRA HERENCIA DE LAS POTENCIAS EUROPEAS.
    En Ruanda y Uganda, la “Zona de los Lagos”, están las potencias imperiales porque saben que allí tendrán reservorio de agua dulce para el futuro…. No obstante brillan por su ausencia en cuestiones básicas como alimentarias, sanitarias… El FMI, Banco Mundial y el African Development Bank hacen oídos sordos mientras que sus funcionarios viven como reyes…
    Inmaculeé cuenta lo difícil que le resultó acceder a la Universidad, pese a sus cualidades intelectuales. Vale la comparación con la película “Reina de Katwe” donde una niña pobre que apenas sobrevivía gracias a la venta ambulante en una villa miseria de Kampala, la capital de Uganda, hasta que se encontró con el ingeniero Robert Katende y su vida adquirió nuevas perspectivas gracias al ajedrez.
    Espero el avance de Ébano. Y nunca olvidar que siendo “occidentales y civilizados” jugamos en la vida con las “fichas blancas”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: