Salte la navegación

Category Archives: Novela histórica

Estimados lectores:

He concluido “Los cipreses creen en Dios“, de José María Gironella. El libro es realmente excelente por donde se lo mire: narración, referencias históricas, descripciones de ambientes y contexto e identificación con los personajes. Si bien es extenso, las páginas se van pasando rápidamente, los capítulos son cortos e invitan a continuar leyendo.

Además, el autor narra los hechos de manera muy vívida, en parte a causa del carácter autobiográfico del libro. Porque Gironella vivió el período previo a la guerra civil en España, pasó exiliado en Francia los primeros años de la guerra, y retornó a España para combatir en el banco falangista (junto a Franco).

Uno de los personajes principales, Ignacio Alvear, se puede decir que es la propia representación de Gironella: nacido en Gerona, donde se desarrolla la novela, en el seno de una familia de clase media-baja muy católica, que tuvo un breve paso por el seminario, pasando luego a trabajar en un banco, militando durante la guerra civil en el banco falangista.

Durante la novela lo vemos a Ignacio embargado por las dudas, preocupado, reflexivo. En la evolución de su carácter en los cinco años que transcurren en la novela lo vemos pasar por una fase de rebeldía adolescente, donde no sabe qué hacer de su vida y pasa el tiempo con prostitutas y jugando billar, para luego regresar a la religión y al estudio. Durante esos años Ignacio sufre. Sufre por él mismo, por su futuro y su presente; sufre por su familia, religiosa y unida, pero padeciendo dificultades; sufre por su país, el cual no siempre comprende, pero que desea preservar.

A lo largo del libro, y principalmente a través de los ojos de familias como la de Ignacio, conocemos cómo era la vida en España, particularmente en Gerona, durante esos años turbulentos, en los cuales se sucedían gobiernos de diferentes orientaciones, se sufrieron crisis económicas, sociales y políticas, y comenzaban a surgir los partidos fascistas en España y en otros países de Europa.

Y vemos interactuar a las diferentes corrientes políticas y sociales presentes en la España de la pre guerra civil: socialistas, comunistas, anarquistas, centro, derecha, derecha extrema, militares, la Iglesia y los diferentes nacionalismos dentro de la propia España.

La población en estos años sufría las consecuencias de las decisiones de los políticos: falta de trabajo, pobreza, inseguridad, falta de movilidad social, intolerancia religiosa y reivindicaciones de independencia, entre otras cuestiones.

Es así como vemos los orígenes de la guerra civil, y la causa del auge del fascismo en España, al cual el propio Gironella adhirió. Sin embargo, no es un libro pro-fascista. Si bien sobre el final parece tomar partido por el fascismo, durante toda la novela prima una mirada crítica y contemplativa a la vez de cada una de las ideologías: pondera los valores de los partidos de izquierda, representados en su mayor pureza e integridad por dos maestros de escuela, y realza el patriotismo y la religiosidad, presentes en los partidos más de derecha.

En síntesis, es un libro muy recomendable para acercarse a la guerra civil española. Aunque advierto que es bastante largo, y que se trata de una tetralogía: “Los cipreses creen en Dios” (antes de la guerra civil),  “Un millón de muertos” (durante la guerra), “Ha estallado la paz” (los primeros años luego de la guerra) y “Los hombres lloran solos” (hasta la Segunda Guerra Mundial). En comentarios que encontré en Internet mencionan que el mejor de los cuatro es, lejos, el primero, perdiendo los demás la fuerza que tenía aquel.

Saludos.

Mercedes

PD: Les debo la biografía del autor.

Anuncios

Estimados lectores:

Antes que nada disculpen la demora en publicar. Estoy avanzando con la lectura de “Los cipreses creen en Dios” (de hecho ya casi lo termino), pero no estuve con mucho tiempo para dedicarme escribir.

No quiero dejar pasar más tiempo sin publicar algo sobre la guerra civil española, ese conflicto tan trascendental para España y que marcaría su futuro.

A continuación les dejo un pequeño resumen de todo lo ocurrido antes de la guerra civil que es de lo que trata el libro que estoy leyendo. Más específicamente, comienza en abril de 1931, con la instauración de la Segunda República Española, y finaliza en julio de 1936, al inicio de la Guerra Civil.

La segunda parte de “Los cipreses creen Dios” se desarrolla durante la Guerra Civil y la tercera parte después de esta.

Breve cronología de la historia contemporánea de España

Mapa España

Mapa de España.

1875-1931: Restauración borbónica, luego de un año de República (Primera República Española). Fue rey hasta su muerte en 1885 Alfonso XII. Luego sucedido por su hijo Alfonso XIII. Los primeros años de este período estuvieron caracterizados por la estabilidad y el progreso económico. Durante la Primera Guerra Mundial España mantuvo la neutralidad, percibiendo ingresos por el abastecimiento a los países en conflicto. Sin embargo, luego de la guerra mundial comienza un período de crisis y desaceleración económica, agravado por la Guerra del Rif (en Marruecos) y por un mortal brote de gripe. Está situación lleva al golpe de Estado de 1923, dirigido por el General Miguel Primo de Rivera, que instaura una dictadura que duraría hasta 1930, siendo sucedido por un breve período de tiempo por el General Berenguer. Cabe destacar que alrededor de los años 20 se crean en España los partidos CNT (anarquista) y el partido comunista.

general-miguel-primo-de-rivera.jpg

General Miguel Primo de Rivera

1931-1936: Segunda República Española. Luego de las elecciones municipales de 1931 triunfa la república, cayendo la monarquía, terminando con el exilio de Alfonso XIII. En los primeros dos años de gobierno la república sufrió un intento de golpe de Estado y se promulgó la Ley se Reforma Agraria, que preveía la expropiación de tierras a terratenientes, mediando una compensación económica, para otorgárselas a los campesinos. También es aquí cuando se fundó el partido Falange Española, que sería clave en el golpe de Estado de 1936 y en el gobierno posterior de Francisco Franco. Entre 1933 y 1934 gobierna la derecha y entre 1934 y 1936 el Frente Popular, una coalición de partidos de izquierda.

Presidentes en este período:

  • Nieto Alcalá Zamora: 14/04/1931 – 14/10/1931.
  • Manuel Azaña: 14/10/1931 – 11/12/1931.
  • Nieto Alcalá Zamora: 11/12/1931 – 07/04/1936.
  • Diego Martínez Barrio: 07/04/1936 – 11/05/1936.

 

1936-1939: Guerra Civil Española. En este período se enfrentaron el fascismo/nacionalsocialismo y el comunismo/socialismo/anarquismo. Al bando fascista se lo conoce como “bando sublevado”, estando integrado por Falange Española, carlistas, monárquicos y algunos votantes de la CEDA (partido de derecha). Al bando gobernante se lo conoce como “bando republicano”, integrado por el Frente Popular (gobernante en ese momento), el Partido Socialista Obrero Español, el Partido Sindicalista (anarquista) y nacionalistas de izquierda catalanes.

Ambos bandos recibieron ayuda extranjera. El “bando sublevado” de la Alemania nazi, la Italia fascista y de la dictadura de Portugal. El “bando republicano”, de la URSS, de México y de Brigadas Internacionales.

Presidente en este período:

Manuel Azaña: 11/05/1936 – 03/03/1939

Guernica

Famoso mural de Pablo Picasso “Guernica”, retratando la Guerra Civil Española.

1939-1975: Dictadura de Francisco Franco.

Franco

1975-actualidad: Democracia, bajo los reinados de Juan Carlos I y Felipe VI.

Estimados lectores:

Les comento que estoy leyendo, desde hace ya unas semanas, “Los cipreses creen en Dios”, de José María Gironella. El libro, que por sí mismo ya es bastante gordito, es la primera parte de una trilogía sobre la Guerra Civil Española, desarrollada entre 1936 y 1939, y que concluyó con al arribo al poder del dictador Francisco Franco.

Los cipreses creen en Dios

Esta primera parte en realidad nos sitúa en los años previos a la guerra, comenzando en abril de 1931 y terminando en julio de 1936. La segunda parte de la obra se desarrolla durante la guerra, y la tercera parte en los años posteriores a la misma.

Se trata de una novela, ambientada en la ciudad catalana de Gerona, de donde era originario el autor, y que tiene como protagonistas a los miembros de la familia Alvear: Matías Alvear, empleado de la oficina de telégrafos de Gerona, su esposa Carmen Elgazu, una mujer avocada a su familiar y a la religión, y sus tres hijos: Ignacio, César y Pilar, cada uno con su personalidad y problemáticas.

Alrededor de la familia Alvear hay múltiples personajes, que reflejan el entramado social de esta España de la Segunda República: comunistas, anarquistas, obreros, militares, falangistas, aristócratas, monárquicos, religiosos y marginados.

Estoy disfrutando muchísimo el libro (ya voy por la mitad), porque es exactamente el tipo de novela que me gusta: detallista, descriptiva, con un amplio desarrollo de todos los personajes, y excelentemente contextualizada.

Espero poder hacerles una síntesis histórica de la guerra civil y de los personajes y bandos involucrados, así también me sirve a mí para entender mejor la obra.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Ayer he concluido “Leer Lolita en Teherán”, de Azar Nafisi. Es sin duda uno de los libros más hermosos que leí en estos últimos años.

Es la historia real de la propia Nafisi, nacida en Irán en 1948, hija de un ex alcalde de Teherán (entre 1961 y 1963) y de una de las 6 mujeres miembros del Parlamento iraní en 1963. Fue criada desde los 12 años en Estados Unidos, retornando a Irán en 1979. Fue profesora de literatura en lengua inglesa en Irán, trabajando actualmente en Estados Unidos como profesora de literatura, cultura y estética.

El hilo conductor de la historia es el secreto taller de lectura fundado por Nafisi luego de ser despedida de la universidad, unos años después de la revolución iraní del 79, y del cual participaron un grupo selecto de exalumnas.

En el taller analizan textos prohibidos por el régimen, de autores como Nabokov, Henry James, Fitzgerald y Jane Austen. Obras prohibidas por sus referencias sexuales, amoralidad de los personajes, o simplemente por el rol revolucionario y liberal de sus personajes femeninos.

A través de la lectura y relectura de estas “polémicas” obras, nos introducimos en la vida de Nafisi, en las particulares historias de cada una de las alumnas del taller, pero, sobre todo, vivimos en Irán.

La descripción de ese país, desde los años prerrevolucionarios, hasta el 1997, cuando Nafisi dejó definitivamente Irán, pasando por la revolución del 79, que llevó al poder al ayatolá Jomeini y que trastocó completamente la forma de vida de la población.

El recorrido por las calles de Irán lo hacemos desde la mirada de los protagonistas de la obra, mayormente mujeres, guiados por la profesora Nafisi, que nos traza un camino a partir de los textos analizados en sus clases.

Las heroínas de James, Austen y Nabokov ilustran las vivencias en esta República Islámica, donde miles de personas, hombres y mujeres, fueron asesinados o torturados, donde las mujeres deben cubrir su cuerpo, no pueden pasear con un hombre que no sea esposo o familiar, donde el alcohol está terminantemente prohibido, y donde leer puede ser un crimen.

Pero la descripción de este Irán posrevolucionario no es una crítica cargada de odio, sino que plantea un mundo de dualidades, donde conviven el amor y el odio, los ideales y la opresión, la esperanza y el temor, el respeto por la familia y los valores tradicionales y el modernismo. Detrás de las múltiples imágenes de Irán que nos muestra la autora, no puedo evitar sentir su nostalgia. Nostalgia por el país de sus padres, de su universidad, de sus chicas y de su “mago”, donde crió a sus hijos y vivió hermosos momentos, aunque también rodeados de tristeza y temor.

Personalmente, me causó mucha impresión esta imagen tan íntima y de primera mano de un país que conocí como turista, unos 20 años después de los hechos narrados en la obra.

Está escrito en forma sencilla, con capítulos muy cortos que invitan a seguir leyendo.

Les dejo el link a la página web oficial de la autora y algunas citas del libro.

Saludos.

Mercedes


Página web: http://azarnafisi.com/

Citas:

“Una novela no es una alegoría sino la experiencia sensorial de otro mundo. Si no entramos en ese mundo, si no nos involucramos en su destino, no habrá empatía. Y la empatía es la clave de la novela. Una novela se lee así: inhalando la experiencia. Así que empiecen a respirar. Solamente quiero que recuerden eso. Es todo. Fin de la clase”.


En el juicio llevado a cabo por el régimen revolucionario contra un carcelero, acusado de torturar presos políticos, el Doctor A, profesor de literatura, testimonia a favor del acusado, un exalumno, afirmando que le constaba que era una buena persona. Unos años después del juicio, una ex alumna del Doctor A. expone que:

“Solamente alguien apasionado por la literatura puede llevar a cabo dicho acto, alguien que haya aprendido que cada individuo tiene diferentes dimensiones en su personalidad (…) deben tener en cuenta los que juzgan todos los aspectos de la personalidad de un individuo. Únicamente por medio de la literatura podemos ponernos en la piel de otros y así entender sus diferentes y contradictorias facetas para no llegar a ser en exceso implacables. Fuera de la esfera de la literatura solamente se manifiesta un aspecto del individuo, pero si comprendemos sus distintas dimensiones, no podremos matarlo tan fácilmente. Nuestra sociedad sería hoy mucho mejor si hubiéramos aprendido esta lección del Doctor A.”

Estimados lectores:

En este fin de semana largo de Carnaval concluí “La caída”, novela corta de Camus que había comenzado hace unos meses y qué luego abandoné, no porque no fuera interesante, sino porque leía dos novelas en simultáneo, y la otra terminó por atraparme tanto que abandoné al pobre Albert.

La caída

“La caída”, que leí en francés (“La chute”), es el monólogo de Jean Baptiste Clamence, un abogado francés que se encuentra en Holanda con un compatriota, a quien le cuenta su vida.

Jean Baptiste Clamence es un hombre perturbado por el pasado y sus recuerdos. El centro de su angustia es no haber hecho nada por evitar el suicidio de una joven en París, lo que lo llevó a cuestionarse la vida que llevaba.

El libro, como su único narrador, es bastante oscuro, pero vale totalmente la pena, ya que contiene reflexiones profundas, en el buen sentido existencialista de Camus.

Lo que sí no recomiendo leerlo en francés si no se tienen conocimientos avanzados del idioma. Ya de por sí no es un libro fácil de leer, pero además tiene un vocabulario algo complejo.

Por otro lado, comencé “Leer Lolita en Teherán”, de Azar Nafisi, regalo de cumpleaños de mis amigas.

Leer Lolita en Teherán.jpg

De acuerdo con la contratapa del libro:

“Cada jueves por la mañana a lo largo de dos años, Azar Nafisi, una valiente y brillante profesora iraní, reúne clandestinamente en el salón de su casa a siete de sus alumnas más aventajadas con el fin de leer libros prohibidos: obras de Jane Austen, Henry James, Scott Fitzgerald y, por supuesto, de Vladimir Nabokov, el autor de Lolita. Mientras las jóvenes poco a poco se expresan a través de los libros, se dan cuenta cómo sus propias vidas se van transformando y mezclando con la trama de las obras a las que se entregan”.

Promete mucho, no solo porque la historia reciente de Irán me fascina, con la revolución del 79 y la evolución posterior, sino porque nos permite a los occidentales introducirnos en la mente de estas jóvenes hijas de la revolución que trastocó por completo a la sociedad iraní.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Hace unos días concluí “Indias blancas 2”, segunda y última parte de la novela de Florencia Bonelli, que tiene como protagonistas a Laura Escalante y al indio ranquel Nahueltruz. La historia transcurre seis años después de concluida la primera parte, período durante el cual Laura se vio obligada a casarse con un hombre al que no amaba, enviudó, se codeó con la alta sociedad porteña y tuvo un affaire muy apasionado con el mismísimo Julio Argentino Roca, padre de la Conquista del desierto, por la cual se quitaron tierras de las poblaciones indígenas del interior del país.

Nahueltruz, por su parte, se reconvirtió luego de ser casi asesinado por un oficial del ejército al defender a su amada, vivió muchos años en Europa, amasó una importante fortuna con la cría de caballos, tuvo sus propios romances y alcanzó la estima de la alta sociedad europea.

Reencontrados en Buenos Aires, pero estando ambos en una situación personal diferente, resurge la pasión, pero esta vez cargada con resentimiento y rencor.

El contexto histórico, quizás un poco más rico que en el primer libro, son los años de la presidencia de Nicolás Avellaneda, la Conquista del Desierto de Roca y su posterior victoria en las elecciones, incluyendo las internas políticas previas.

Me pareció un libro mucho más rico que el primero, por la complejidad adquirida por todos los personajes y por los aspectos históricos, dejando de lado el inocente romanticismo de la primera parte.

Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Continuando con el aura romática que dejó Erich Fromm con “El arte de amar”, escogí terminar con la saga “Indias blancas”, de Florencia Bonelli. Me había quedado con la intriga de cómo terminaría la historia de Laura Escalante y el indio ranquel Nahueltruz Guor, así que, luego de dejar pasar un par de libros, retomo “Indias Blancas”.

Indias Blancas 2

A los que no hayan leído “Indias blancas 1”, y piensen hacerlo, les recomiendo no seguir leyendo.

Esta segunda parte de la novela se desarrolla seis años después de la primera. Nos reencontramos con Laura Escalante, ahora viuda de Julián Riglos, su amigo abogado, con el que debió casarse luego de la fuga de su amante, Nahueltruz Guor, quien matara a un soldado argentino.

Laura, hermosa como siempre y habiendo heredado una enorme fortuna, vive cortejada por todos los hombres solteros de Buenos Aires (y también por algunos casados). Creyendo muerto a Nahueltruz, vive sus días rodeada de sus sobrinos y demás familiares, y abocada a causas benéficas.

Su vida dará un drástico giro con la reaparición de Nahueltruz, venido de Europa bajo el nombre de Lorenzo Rosas.

 Saludos.

Mercedes

Estimados lectores:

Les dejo aquí mis comentarios sobre “El queso y los gusanos” y algunas citas.

Comentarios

Ante todo quisiera aclarar que “El queso y los gusanos” es un libro de historia, no una novela histórica. De hecho, el que me lo regaló es profesor de historia. El propio autor es historiador, y la obra es el análisis de la microhistoria de Menocchio.

Como ya mencioné en otra publicación, la microhistoria es una rama de la historia, que se concentra en acontecimientos o personajes del pasado que habitualmente pasan inadvertidos, como es el caso de Menocchio, un molinero italiano condenado por la Iglesia Católica a morir en la hoguera, acusado de hereje. Esta microhistoria se desarrolla en el contexto de la Contrarreforma católica (ver post con contexto histórico).

En la obra el autor analiza cómo pudo haber llegado Menocchio a las ideas que expuso durante el proceso por el que se lo terminó condenando a la hoguera. Para ello se sirve de las actas del proceso, que incluyen declaraciones de testigos, interrogatorios al propio Menocchio y otros documentos, como la lista de libros que encontraron en la casa del acusado.

El libro está organizado en pequeños capítulos que facilitan la lectura, y que abordan las diferentes aristas de la cuestión. Así, por ejemplo, conocemos el contenido de varias lecturas a las que pudo acceder Menocchio, ideas de la época, forma de transmitir la cultura, paralelismo entre las afirmaciones del acusado y teorías del momento, entre otras cuestiones.

Menocchio

La gran mayoría de las afirmaciones del autor están documentadas y señaladas en las múltiples notas que acompañan al libro. Las referencias son mayormente bibliográficas, relacionadas con aspectos históricos, culturales o religiosos de la época.

De esta forma, el autor pretende desentrañar el origen de los pensamientos de Menocchio (algunos de los cuales encuentran más adelante en este post), entendido como representativo de la forma de pensar de al menos una parte de la sociedad de la época.

Entre las hipótesis destacadas por el autor se encuentra la interacción entre la cultura escrita y la oral, entre la cultura impuesta por las clases dominantes y la cultura campesina. Sostiene que, en un contexto de muy elevado analfabetismo en la clase campesina, la cultura oral tenía mucha mayor relevancia que la escrita, ligada a la transmisión de la cultura de las clases dominantes: ricos, nobles y religiosos.

Sin embargo, este monopolio de las clases dominantes y de la Iglesia sobre la producción y divulgación de escritos comienza a resquebrajarse con la invención de la imprenta moderna. Menocchio, que a diferencia de muchos de sus contemporáneos sí sabía leer y escribir, tuvo acceso a varios libros, algunos no aprobados por la Iglesia, los cuales, junto con lo transmitido oralmente, habrían formado su línea de pensamiento.

Imprenta

Es el primer libro de este género que leo y a mí personalmente me interesó mucho, especialmente por la mezcla de historia y cultura.


Citas

Sobre algunas de las opiniones de Menocchio (hay muchas más), las cuales en plena Contrarreforma no debieron causar mucha gracia

“Querámoslo o no, siempre son hijos del padre: <<Llama a todos, turcos, judíos, cristianos, herejes, y todos igualmente a semejanza del padre, el cual tiene más hijos y llama a todos igualmente, aunque haya algunos que no obedezcan, son del padre>> (declaración de Menocchio en el proceso). En su amor, el padre ni siquiera se preocupa si los hijos le maldicen: blasfemar <<hace mal solamente a uno mismo y no al prójimo, como sucede si yo tengo un tabardo y lo quiero romper, hago mal solamente a mí mismo y no a los otros, y creo que el que no hace mal al prójimo no hace pecado; y como somos todos hijos de Dios, si no nos hacemos mal unos a otros, como por ejemplo un padre que tiene varios hijos, y uno dijera “maldito sea mi padre”, el padre le perdona, pero si le rompe la cabeza a un hijo de otros no se le puede personar si no paga: por eso he dicho que blasfemar no es pecado porque no hace mal a nadie>>”.

“Esta imagen de una realidad impregnada por la divinidad justificaba hasta las bendiciones de los sacerdotes, porque <<el demonio suele entrar en las cosas e inyectar su veneno>>, y <<el agua bendita del sacerdote ahuyenta al diablo>>, a pesar de que -añadía- <<creo que toda agua está bendecida por Dios>>, y <<si los laicos supieran las palabras serían tan buenas como aquellas del sacerdote, porque Dios ha concedido por igual su virtud a todos y no a uno más que a otro>>. Era, en suma, una religión campesina que poco tenía en común con la que el cura predicaba desde el púlpito. Cierto que Menocchio se confesaba (fuera de su pueblo, no obstante), comulgaba y no había dudado en bautizar a sus hijos, y sin embargo, rechazaba la creación divina, la encarnación, la redención; negaba la eficacia de los sacramentos para obtener la salvación, afirmaba que amar al prójimo era más importante amar a Dios, creía que el orbe entero era Dios”.

“La ley y los mandamientos de la Iglesia le parecían a Menocchio, siguiendo los pasos de Caravia, todas mercancías para cebar a los curas; para él la renovación moral del clero y la modificación profunda de la doctrina eran inseparables. A través del vehículo imprevisto de la crónica de Foresti, se figuraba a Lutero como el protagonista tipo del rebelde, como el que había sabido coaligar al vulgo inculto, con los que poseen ciencia y doctrina, contra la jerarquía eclesiástica, explotando el rencor del estado temporal contra ésta por estar la mayor parte de sus riquezas en manos de los clérigos”. <<Todo es de la Iglesia y los curas>>, había exclamado Menocchio, volviéndose hacia el inquisidor”.

Sobre Martín Lutero

“<<Fundó una nueva secta, y un nuevo modo de vivir>>; <<deseaba que fuese un mundo nuevo y otro modo de vivir, pues la Iglesia no andaba bien, y se hiciera algo para que no hubiera tanta pompa>>. En el momento en que manifestaba sus aspiraciones de reforma religiosa que le dictaba su ánimo altanero, Menocchio quizás se hacía eco, consciente o inconscientemente, del relato sobre Lutero leído en la crónica de Foresti. Desde luego no se hacía eco de las ideas religiosas, sobre las cuales, además, la crónica no se detenía, ya que se limitaba a condenar al nuevo estilo de doctrina propuesto por Lutero”.

Sobre la cultura dominante y la cultura popular y el esfuerzo por mantener la hegemonía

“…ponen punto final a una época caracterizada por la presencia de fecundos cambios subterráneos, en ambas direcciones, entre alta cultura y cultura popular. Por el contrario, el siguiente período está marcado por una distinción cada vez más delimitada entre cultura de clases dominantes y cultura artesana y campesina, así como por el adoctrinamiento en sentido único de las clases populares. Podemos situar la cesura cronológica de estos dos períodos hacia la mitad del siglo XVI, en no menos significativa coincidencia con la acentuación de las diferencias sociales impulsadas por la revolución de los precios. Pero la crisis decisiva se había producido unas décadas atrás con las revueltas campesinas y el reino anabaptista de Münster. Fue entonces cuando se les plantea dramáticamente a las clases dominantes el imperativo de recuperar, también en lo ideológico, a las masas populares que amenazaban con sustraerse a cualquier forma de control desde arriba, pero manteniendo, incluso acentuando, las distancias sociales.

Este renovado esfuerzo hegemónico adopta diversas formas en los distintos países de Europa, pero la evangelización del agro por obra de los jesuitas, y la organización religiosa capilar, sobre el núcleo familiar, realizada por las Iglesias protestantes, pueden conciliarse dentro de una tendencia única. A ésta corresponden, en el plano represivo, la intensificación de los procesos de brujería y el rígido control de grupos marginales como vagabundos y gitanos. Sobre este fondo de represión y de aniquilamiento de la cultura popular se inscribe precisamente el caso de Menocchio”.

Sobre la causa del encarnizamiento contra Menocchio

“Por un momento se pensó en liquidar las opiniones de Menocchio, especialmente su cosmogonía, calificándolas de amasijo de extravagancias impías pero inocuas (el queso, la leche, los gusanos-ángeles, Dios-ángel creado del caos), pero se descartó esta alternativa. Cien o ciento cincuenta años más tarde, probablemente Menocchio habría sido recluido en un hospital para locos, por afección de “delirio religioso”, pero en plena Contrarreforma las modalidades represivas eran distintas, y antes que nada pasaban por la individualización y, en consecuencia, la represión de la herejía”.

“El jefe supremo del catolicismo, el papa Clemente VIII en persona, bajaba su mirada hacia Menocchio, convertido en miembro infecto del cuerpo de Cristo, y exigía su muerte. Por aquellos mismos meses finalizaba en Roma el proceso contra un ex fraile: Giordano Bruno. Es una coincidencia que puede simbolizar la doble batalla, hacia arriba y hacia abajo, que por aquellos años libraba la jerarquía católica por imponer las doctrinas aprobadas en el Concilio de Trento. Ésa es la razón del encarnizamiento, incomprensible si no, con el viejo molinero”.


Extra

Tout ce qui est intéressant se passe dans l’ombre.
On ne sait rien de la véritable histoire des hommes.
Céline

(frase al comienzo del libro)

Estimados lectores:

He concluido “El queso y los gusanos”, de Carlo Ginzburg. Antes de publicar mi reseña de la obra y las citas que extraje, quisiera dejarles algunas referencias del contexto. Como es un libro de historia, escrito por un historiador, son muchísimas las referencias, así que me limitaré a exponer las que más destaqué.

La obra se desarrolla en el siglo XVI en una ciudad del norte de Italia. El protagonista de esta microhistoria es Menocchio, un molinero de la región italiana del Friuli, nacido en 1532, y muerto en la hoguera en 1601, acusado de hereje por la inquisición.

Reforma (o Reforma Protestante)

Movimiento iniciado en Alemania en el siglo XVI por Martín Lutero, que produjo la separación de la Iglesia católica y el origen del protestantismo. La Reforma se originó por las críticas que diversos religiosos, pensadores y políticos europeos contra la Iglesia católica. Entre las críticas se encuentran los abusos de poder y políticas “comerciales” llevados adelante por la Iglesia católica, como ser la venta de indulgencias.

Reforma protestante

Si bien luego constituirá una nueva rama del catolicismo, inicialmente se buscaba reformar el catolicismo (de ahí el nombre del movimiento), retornando a los valores tradicionales del cristianismo. Como consecuencia de la Reforma, fieles, obispos y gobernantes dejan de reconocer al papa como máximo pontífice de la Iglesia católica, lo que

Contrarreforma

En respuesta a este movimiento de Reforma, la Iglesia católica inicia el proceso de reflexión y transformación interna que se conoce como Contrarreforma, con el objetivo de mejorar las costumbres y corregir los abusos que alimentaron la Reforma.

Para analizar las posibles reformas a llevar a cabo se convoca a un Concilio, iniciado en 1545 y finalizado en 1562 (en total 17 años), conocido luego como Concilio de Trento. No participaron del Concilio de Trento los partidarios del naciente protestantismo.

Como resultado del Concilio de Trento se reformaron algunos de los abusos anteriores, fundamentalmente orientadas a garantizar la disciplina y formación de los eclesiásticos.

En cuanto a las creencias y valores, se reafirmaron los puntos de la tradicional doctrina católica, sin ninguna concesión hacia la nueva doctrina protestante. Por ejemplo, se confirmó la veneración a imágenes de la virgen y los santos y la existencia del Purgatorio, se reafirmó el significado de sacramentos como la Eucaristía y se rechazó la idea de que la Biblia fuera la fuente única de doctrina.

La Contrarreforma reavivó el catolicismo más extremo, resurgiendo antiguas órdenes religiosas y la represión de todo movimiento opuesto a la doctrina católica, como ser sectas, acusaciones de brujería o herejía, como el caso de Menocchio, acusado de hereje por sus afirmaciones apartadas de la doctrina impuesta por la Iglesia.

Maniqueísmo y anabaptismo

Se trata de dos religiones mencionadas en el libro, perseguidas por la Iglesia católica de entonces. La primera es una religión muy antigua, fundada en el año 205 por el sabio persa Mani. Toma elementos de varias religiones, lenguas y textos sagrados. Concibe a la divinidad y al cosmos en forma dualista, siendo para muchos estudiosos netamente gnóstica.

El anabaptismo, por su parte, es una vertiente del cristianismo, surgida en el siglo XVI, que negaba el bautismo de los niños, sosteniendo que debía ser realizado solo por adultos. Son anabaptistas los amish, huteritas, menonitas y miembros de la Iglesia de los Hermanos.

Descubrimiento de América

Si bien el arribo de Colón a América se produjo en 1492, fue unos años después cuando los europeos toman conciencia de que se trataba de un nuevo continente, que comenzaron a llamar América en 1507, dando inicio al período de conquista por parte de distintos países del “Nuevo Mundo”.

Esta apertura a nuevas culturas, costumbres y religiones será una influencia para la producción escrita de la época, la cual, desde la invención de la imprenta moderna en 1450, será divulgada mucho más fácilmente, iniciando la desaparición del monopolio del conocimiento por parte de la Iglesia y las clases dominantes.

Imprenta

Gobernantes de la época

España-Italia: Carlos I de España, conocido también como Carlos V del Sacro Imperio Romano Germánico, hijo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso, fue rey de España 1516 hasta 1556, unificando por primera vez las coronas de Castilla y Aragón. Fue también emperador del Sacro Imperio Romano Germánico entre 1520 y 1558, el cual en ese momento incluía parte de Italia (Cerdeña, Sicilia, Nápoles, Toscana y Milán). Carlos I fue sucedido por su hijo, Felipe II, que reinó entre 1556 y 1598, siendo sucedido por su hijo, Felipe III.

Por otro lado, el Sacro Imperio Romano Germánico pasó a Fernando I, hermano menor de Carlos I de España. Gobernó hasta su muerte en 1564, sucedido por su hijo Maximiliano II, quien gobernó hasta 1576, siendo a su vez sucedido por su hijo, Rodolfo II, emperador hasta 1612.

Sacro Imperio Romano Germánico alrededor de 1600

Sacro Imperio Romano Germánico alrededor de 1600.

Italia: Lo que hoy conocemos como Italia estuvo dividido durante gran parte de su historia en ciudades estado (la unificación se produciría recién en el siglo XIX, culminando en 1871). Parte de la moderna Italia correspondía a los Estados Pontificios, lo que demuestra el poder que tenía la Iglesia en esa época.

Inglaterra: Isabel I, conocida como la Reina Virgen, hija de Enrique VIII y de Ana Bolena, nacida en 1533 y muerta en 1603, gobernó Inglaterra desde 1558 hasta su muerte. Fue la última gobernante de la dinastía Tudor. Hace poco leí un libro bastante voluminoso sobre ella, que recomiendo mucho.

Francia: Hasta 1547 fue rey de Francia Francisco I, sucedido hasta 1559 por su hijo Enrique II. En este período se vivieron guerras, principalmente con España, y se desarrollaron las artes y las letras, en lo que se conocería como Renacimiento francés. En los años siguientes reinan Francisco II, Carlos IX (hijo del Rey de Francia Enrique II y de Catalina de Médicis), Enrique III y Enrique IV. Este último, que gobernó hasta 1610, es considerado el mejor gobernante del país, por las mejoras en la calidad de vida de la población.

Región del Friuli-Venezia Giulia

“El queso y los gusanos” se desarrolla en Montereale (actualmente Mentereale Valcellina), una ciudad ubicada en la región italiana denominada Friuli-Venezia Giulia, cuya capital actual es Trieste. La región está ubicada al noreste del país, limitando con Austria, Eslovenia y el Mar Adriático. Algunas de las ciudades que hoy forman la región fueron disputadas con otros países en el pasado.

Regiones Italia

Las principales ciudades de la región, por cantidad de habitantes, son Trieste, Údine, Podenone, Gorizia y Monfalcone.

En esta región, en la provincia de Pordenone, se encuentran Montereale Valcellina y Casarsa Della Delizia. La primera es donde vivió Menocchio, protagonista de “El queso y los gusanos”, y la segunda es la comuna donde nació mi abuela, ubicada a solo media hora en auto de Montereale Valcellina. Mi abuela pasaría gran parte de su niñez y adolescencia en la ciudad de Údine, hasta venirse para Argentina a los 15 años.

Casarsa Della Delizia2

Casarsa Della Delizia

Si bien la historia de Menocchio se desarrolla muchos años antes de la época en que residió allí mi abuela, el interiorizarme sobre las características y costumbres de la región me produjo un interés particular.

Estimados lectores:

Para cortar totalmente con el estilo de “Los pilares de la tierra” escogí “Escrito en las estrellas”, de Sidney Sheldon. Lo había comprado hace varios años, al salir una de esas colecciones que se adquieren con el diario. Se lee tranquilamente en una tarde (de hecho, a mí me llevó dos medias tardes). De hecho, lo elegí precisamente por eso: antes de pasar al próximo libro quería cortar con algo sencillo. Siempre digo que este género es lo más cercano a ver una película; solo hay que dejarse llevar.

Escrito en las estrellas

El libro inicia cuando la exitosísima empresaria de la construcción Lara Cameron arriba al salón de fiestas de uno de sus edificios, donde habría de celebrarse su fiesta de cumpleaños, a la cual fueron invitadas más de doscientas personas. Pero inexplicablemente, el salón está vacío. El imperio de Lara está tambaleándose. ¿Alguien estará saboteando su carrera y su vida?

Y comienza la retrospectiva: volvemos a la infancia de Lara, y al frenético proceso que la llevó a convertirse en una de las mayores empresarias de la construcción de Chicago y Nueva York. En este camino Lara se involucrará con la mafia, sufrirá amenazas de competidores, se verá envuelta en conflictos sindicales y tomará muchas decisiones que la apartarán de la ética.

Es una novela muy atrapante y breve, que nos mantiene en vilo constantemente, especialmente por conocer las estrategias y artimañas del negocio de la construcción en Estados Unidos. Como los capítulos son cortos, terminar uno invita a leer el siguiente.

Nuevo libro

El nuevo libro es “El queso y los gusanos”, de Carlo Ginzburg, regalo de Navidad de una persona muy especial y que se nota que me conoce, porque la historia se desarrolla en un pueblo del Friuli italiano ubicado a media hora de donde nació mi abuela.

El queso y los gusanos

De acuerdo con la contratapa:

“Norte de Italia, finales del siglo XVI. El Santo Oficio acusa de herejía a un molinero, Domenico Scandella, al que todos llaman Menocchio. El procesado sostiene que el mundo se originó en “un caos” del que surgió “una masa, como se hace el queso con la lecho, y en él se formaron gusanos, y éstos fueron los ángeles”. A lo largo de dos procesos inquisitoriales la peculiar cosmogonía del reo se opone tozudamente a la de aquellos que lo interrogan.

A partir del análisis de las creencias de Menocchio -finalmente declarado culpable y sentenciado a arder en la hoguera- y de los expedientes judiciales del caso, Carlo Ginzburg reconstruye en este clásico contemporáneo un fragmento de la llamada “cultura popular” -condenada, en general, al ostracismo- que se erige, por su singularidad, en símbolo de su tiempo y en una especie de eslabón perdido de un mundo oscuro, difícilmente asimilable al presente, pero del que de alguna manera somos deudores”.

El autor, Historiador y Doctor en Filosofía y letras, es uno de los principales representantes de la llamada “microhistoria”: una rama de la historia que analiza pequeños acontecimientos, personajes y situaciones de la vida cotidiana pasada, que muchas veces pasan inadvertidos. En “El queso y los gusanos” nos adentramos en la microhistoria de Menocchio, enmarcada en los procesos de la Reforma protestante y posterior Contrarreforma de la Iglesia Católica.

Ya les iré dado mis impresiones y prometo algunas referencias históricas.

Saludos.

Mercedes