Skip navigation

Tag Archives: Carlos Ruiz Zafón

Estimados lectores:

En el día de ayer he concluido “Marina”, de Carlos Ruiz Zafón. Antes de ofrecerles mis comentarios sobre el libro, quisiera ampliar la descripción de la trama, ya que lo que surge de la contratapa me parece muy limitado.

La historia

En la Barcelona de 1980, los errantes paseos de Óscar, un joven estudiante de internado, lo llevan a conocer a Marina, quien vive con Germán, su enfermo padre, en una antigua mansión señorial, hoy abandonada.

Óscar y Marina se dedicarán sin desearlo a develar el misterio que se esconde entre las callejuelas de Barcelona, que gira alrededor del cementerio de Sarriá, de macabras marionetas que parecen vivas, de olores perturbadores y de una siempre presente mariposa negra.

Para lograrlo deberán ingresar al mundo de Mijail Kolvenik, un científico e inventor, muerto en 1948, rodeado de extrañas circunstancias.

Si bien Marina es protagonista de la historia, y quien le da nombre al libro, la trama no pasa por ella. O quizás sí… Porque siguiendo a las mariposas negras, Óscar y Marina desarrollarán una amistad propia de aquellas almas solitarias que solo buscan compañía.

Comentarios

Ruiz Zafón nos intenta presentar en “Marina” una reflexión sobre la vida y la muerte, la soledad y la compañía, pero enmarcada en una historia que, a mi criterio, podría ser mucho más rica.

Quizás el problema es que esperaba otra cosa, una narración más parecida a la de “La sombra del viento”, y una historia más profunda y compleja. En “Marina”, en cambio, me encontré con una historia extraña, con giros predecibles, toques de surrealismo poco creíbles y algunas imágenes muy trilladas, como la de la misteriosa mujer con velo en el cementerio.

Tampoco me convenció el final, porque fuerza una reflexión, pretendiendo dejarnos pensando luego de esta bizarra historia.

Citas

“¿Qué clase de ciencia es ésa que es capaz de poner un hombre en la Luna pero incapaz de poner un pedazo de pan en la mesa de cada ser humano?”.

 “A lo mejor el problema no está en la ciencia, sino en quienes deciden cómo emplearla”.

 “La vida del artista es una vida de riego, incertidumbre y, casi siempre, de pobreza. No se escoge; ella lo escoge a uno. Si tienes dudas respecto a cualquiera de estos dos puntos, más vale que salgas por esa puerta ahora mismo”.

 “Siempre había pensado que las viejas estaciones de ferrocarril eran uno de los pocos lugares mágicos que quedaban en el mundo. En ella se mezclaban los fantasmas de recuerdos y despedidas con el inicio de cientos de viajes destinos lejanos, sin retorno. “Si algún día me pierdo, que me busquen en una estación de tren”, pensé”.

 “El tiempo hace con el cuerpo lo que la estupidez hace con el alma. Lo pudre”.

 “Mijail, ¿te acuerdas de aquel día cuando me preguntaste cuál era la diferencia entre un médico y un mago? Pues bien, Mijail, no hay magia. Nuestro cuerpo empieza a destruirse desde que nace. Somos frágiles. Criaturas pasajeras. Cuanto queda de nosotros son nuestras acciones, el bien el mal que hacemos a nuestros semejantes. ¿Comprendes lo que quiero decirte Mijail?”.

Próximo libro: “Ébano”, de Ryszard Kapuściński.

Saludos.

Mercedes

Anuncios

Estimados lectores:

Lamentablemente tuve que abandonar a Piglia. Como ahora estoy con poco tiempo para ser constante con la lectura, prefiero dejarlo para otro momento.

Para llenar el vacío que siento por la falta de un biblocompañero, busqué en la biblioteca y encontré “Marina”, de Carlos Ruiz Zafón. Instantáneamente me pareció perfecto para este momento: es un libro muy breve y la forma de escribir del español es atrapante. ¡Imposible no engancharse!

Marina.jpg

Según la contratapa:

“Quince años más tarde, la memoria de aquel día ha vuelto a mí. He visto a aquel muchacho vagando entre las brumas de la estación de Francia y el nombre de Marina se ha encendido de nuevo como una herida fresca. Todos tenemos un secreto encerrado bajo llave en el ático del alma. Este es el mío”.

En el comentario que introduce la obra, Ruiz Zafón nos explica que Marina es su libro preferido, escrito a sus 33 años, entre 1996 y 1997, cuando, según él mismo explica, sintió que su primera juventud se le estaba escapando de las manos.

Marina fue una especie de despedida de las novelas para jóvenes. Es por lo tanto una novela muy personal, que sigue presente en la memoria del autor, aún después de tantos años.

Saludos.

Mercedes

 

Está en nuestra naturaleza sobrevivir. La fe es una respuesta instintiva a aspectos de la existencia que no podemos explicar de otro modo, bien sea el vacío moral que percibimos en el universo, la certeza de la muerte, el misterio del origen de las cosas o el sentido de nuestra propia vida, o la ausencia de él. Son aspectos elementales y de extraordinaria sencillez, pero nuestras propias limitaciones impiden responder de un modo inequívoco a esas preguntas y por ese motivo generamos, como defensa, una respuesta emocional. Es simple y pura biología.

Estimados lectores:

 

Para los que quieran leer “El juego del Ángel” y no deseen saber más detalles que los que di en la publicación anterior recomiendo no continúen leyendo, para no arruinar ninguna ilusión. Igual quédense tranquilos que no voy a hablar de temas tan reveladores.

 

El encargo

 

 

 

El misterioso encargo que recibe el protagonista de la novela, David Martin, es escribir una especie de Biblia, que sirva como sostén de una nueva religión. No hay ninguna consigna más que esta, y el escritor tiene total libertad para inventar personajes y hechos históricos, mártires y enemigos de la “causa común”.

 

Otras personas antes de David han recibido el mismo encargo por parte de este “patrón”, el editor francés que parece nunca envejecer, aunque sin obtener resultados satisfactorios. Es por ello que el patrón decide esta vez intentar con un escritor, sin conocimientos o creencias en materia de religión, y no con un estudioso de la historia de las religiones.

 

En un principio le resulta difícil a David comenzar a escribir, pero poco a poco las palabras van surgiendo hasta lograr el resultado esperado.

 

Me intriga saber cuál es el sentido de este encargo, cuál es el fin último de esta nueva Biblia. Está claro que para saberlo tendríamos que conocer primero al patrón, pero podríamos arriesgar una primera afirmación y decir que la persona que quiere que se invente una nueva historia bíblica evidentemente no está a favor de los textos existentes.

 

Ahora bien, ¿para qué querría alguien una nueva Biblia? Podría ser persiguiendo un fin anárquico-revolucionario, o simplemente para entretenerse a sí mismo y/o a la humanidad, creando una nueva alternativa religiosa.

 

El patrón

 

Ahora yo me pregunto: ¿quién es este patrón? Sin demasiado fundamente me atrevo a arriesgar que es Lucifer o una especie de demonio, que busca destronar a Dios y sembrar caos en el mundo creando una nueva religión que supere y domine a todas las demás. Mis sospechas de que es un ser maligno se basan en el hecho de que el patrón nunca envejece, que tiene la habilidad de jugar libremente con el tiempo y el permanente halo de misterio sombrío que lo rodea, desde su vestimenta y su forma de hablar hasta los lugares que elige de encuentro, su morada y la serie de asesinatos extraños que ocurrieron.

 

Claro que no necesariamente tiene que ser un demonio, podría tranquilamente ser un ángel (el libro se llama “El juego del Ángel”) o el mismísimo Dios, solo que en una versión menos misericordiosa y pura que la que nos enseñan en las clases de catequesis.

 

Ustedes me podrán decir: ¿por qué Dios crearía una nueva religión? A lo que yo respondería que la soledad y el aburrimiento durante tanto tiempo propulsan conductas impensadas, hasta en los seres sobrenaturales.

 

Reflexión final

 

 

 

Marx decía que “La religión es el opio de los pueblos”, nosotros podríamos agregar, según mi interpretación del libro, que “La religión es el éxtasis de los dioses”, porque los entretiene, los anima y vivifica. Por eso dedican tiempo a escribir (o mandar a escribir) libros religiosos para que los pobres mortales leamos y creamos.

 

Sé que hay pruebas históricas de algunos hechos de la Biblia (o de los textos sagrados de otras religiones), pero no puedo evitar siempre cuestionar la veracidad de todas estas “historias” que aparecen en la Biblia. Podría ser, como plantea el libro de Ruiz Zafón, que alguien haya recibido el encargo sobrenatural de escribir una historia inventada, o que a alguna persona espontáneamente le haya surgido la idea de matar el tiempo escribiendo una novela.

 

En definitiva, si bien la Biblia narra hechos de la religión y la historia, fue escrita por hombres, y los hombres olvidan, se equivocan, mienten e inventan. ¿Podemos confiar en estos textos? Al menos discúlpenme a mí por desconfiar.

Estimados lectores:

Hace un par de días he concluido “El juego del Ángel”, de Carlos Ruiz Zafón.

El libro me resultó interesantísimo, se lee a una velocidad alucinante y produce en el lector el deseo permanente de seguir leyendo. Esta atracción que genera el español fue comprobada por mi novio, quien tarde una noche, mientras yo viajaba en colectivo, en sucesivas oportunidades intentó desesperadamente comunicarse conmigo sin obtener respuesta. ¡Perdoname mi amor, pero mi nivel de concentración era tal que no escuché el teléfono ni si me ocurrió mirarlo hasta que me tuve que bajar!

Dejando de lado las tontas anécdotas personales les cuento un poco del libro, que se desarrolla en la ciudad de Barcelona. El protagonista principal, David Martin, es un joven escritor, de origen muy humilde y con un traumático pasado, que día a día trabaja de sol a sol exclusivamente para ganarse las escasas monedas que le permitirán subsistir.

Su vida da un giro inesperado cuando recibe una propuesta de un misterioso editor francés para trabajar en un aún más misterioso libro que quiere que escriba para él. El ambiente y los hechos que rodean al protagonista principal contribuyen a introducirnos en un clima de intriga y suspenso que se mantiene latente hasta la última palabra.

El libro está narrado en primera persona, por lo que vivimos en carne propia todo lo que le ocurre a este desafortunado escritor, quien por momentos pareciera ser la persona más desdichada del mundo. Por momentos la novela resulta algo derrotista: son tantas las desgracias que le ocurren al protagonista que a veces solo deseaba poder meterme dentro de la historia para ayudarlo o al menos consolarlo. Este efecto en el lector se logra solo gracias a la capacidad narrativa del autor, que nos permite identificarnos con el narrador, logrando en paralelo insertarnos en un mundo con leves toques sobrenaturales, pero que asumimos de manera completamente natural.

Me gustó sobremanera la forma de escribir de Ruiz Zafón, tanto que ahora mismo empezaría a leer “La sombra del viento” (el libro anterior al que leí) si no fuera porque ya tenía otro largamente pendiente. Es estilo del autor es descriptivo pero no en exceso, están muy bien delineados todos los personajes de la obra, cada uno con su carácter y personalidad particular y los ambientes son plasmados en el papel con claridad. Y lograr mantener el suspenso a través de cada una de las páginas del libro es ciertamente un gran logro.

Este halo de misterio que predomina en el libro gira en torno a la figura del “patrón” (el editor francés) y su enigmático encargo. Si es posible hacerle alguna crítica al libro es que no se llega a dilucidar el misterio: luego de leer las últimas palabras se termina con un leve sabor amargo por no poder comprenderlo todo. Siento que al finalizar este libro solamente puede quitar una mínima capa de las muchas que envuelven a la historia.

Estimo que en los siguientes volúmenes podré dilucidar los enigmas. O tal vez tendré que usar mi imaginación para llenar los baches que queden…

Para concluir: Un libro altamente recomendable para cualquier persona.

¡¡Muchas gracias a los que me lo recomendaron!!

Saludos,

Mercedes

PD: Trataré de hacer una publicación ampliatoria de “El juego del Ángel”, comentando algunos aspectos particulares de la trama que me han intrigado.

PD2: Ahora comencé “El papiro de Saqqara”, de Paulina Gedge. Próximamente síntesis del libro y biografía de la autora.

Estimados lectores:

Les comento que estoy entusiasmadísima con “El juego del Ángel”, de Carlos Ruiz Zafón. La trama es interesantísima, atrapante  con cada palabra. Podría leerlo durante horas y horas sin cansarme. La forma de escribir de Ruiz Zafón es de lo mejor que he leído últimamente.

Admito que la primera parte del libro me resultó un poco triste; tiene un aire melancólico, plagado de infortunios, y el personaje principal por momentos me recuerda a Oliver Twist. A pesar del aura de desdicha, la narración es tan absorbente, que es imposible dejarlo.

A continuación una pequeña cita:

La envidia es la religión de los mediocres. Los reconforta, responde a las inquietudes que los roen por dentro y, en último término, les pudre el alma y les permite justificar su mezquindad y su codicia hasta creer que son virtudes y que las puertas del cielo sólo se abrirán para los infelices como ellos, que pasan por la vida sin dejar más huella que sus traperos intentos de hacer de menos a los demás y de excluir, y a ser posible destruir, a quienes, por el mero hecho de existir y de ser quienes son, ponen en evidencia su pobreza de espíritu, mente y redaños. Bienaventurado aquel al que ladran los cretinos, porque su alma nunca les pertenecerá.

Estimados lectores:

A continuación síntesis de “El juego del Ángel” (según su contratapa), biografía del autor y algunos extras.

Síntesis “El juego del Ángel”

el-juego-del-angel

En la turbulenta Barcelona de los años 20 un joven escritor obsesionado con un amor imposible recibe la oferta de un misterioso editor para escribir un libro como no ha existido nunca, a cambio de una fortuna y, tal vez, mucho más.

Con estilo deslumbrante e impecable precisión narrativa, el autor de “La Sombra del Viento” nos transporta de nuevo a la Barcelona de El Cementerio de los Libros Olvidados para ofrecernos una gran aventura de intriga, romance y tragedia, a través de un laberinto de secretos donde el embrujo de los libros, la pasión y la amistad se conjugan en un relato magistral.

Biografía del autor

Carlos Ruiz Zafón, nacido en Barcelona el 25 de septiembre de 1964, es uno de los autores más leídos y reconocidos en todo el mundo.

Se educó en el colegio de los jesuitas de San Ignacio de Sarrià, después se matriculó en Ciencias de la Información y ya en el primer año le surgió una oferta para trabajar en el mundo de la publicidad. Llegó a ser director creativo de una importante agencia de Barcelona hasta que en 1992 decidió abandonar la publicidad para consagrarse a la literatura.

carlos-ruiz-zafon-fichas-autores-L-gyZ8Iy

Al año siguiente inicia su carrera literaria con literatura juvenil, escribiendo “El Príncipe de la Niebla”, seguida de “El Palacio de la Medianoche”, “Las Luces de Septiembre” (reunidos en el volumen La Trilogía de la Niebla) y “Marina”.

Con las ganancias obtenidas por un premio cumple su sueño y parte a Estados Unidos, donde se radicó, pasando los primeros años escribiendo guiones al tiempo que continuaba sacando nuevas novelas.

En 2001 se publica su primera novela para adultos, “La Sombra del Viento”, que pronto se transforma en un fenómeno literario internacional. Con “El Juego del Ángel” (2008) vuelve al universo de El Cementerio de los Libros Olvidados, que sigue creciendo con “El Prisionero del Cielo” (2011). Sus obras han sido traducidas a más de cincuenta lenguas y han conquistado numerosos premios y millones de lectores en los cinco continentes.

“La sombra del viento” ha sido ganadora de numerosos premios y seleccionada en la lista de los mejores 100 libros en lengua castellana de los últimos 25 años, confeccionada en 2007 por 81 escritores y críticos latinoamericanos y españoles.

¿Y la pantalla grande?

A pesar de las numerosas ofertas que ha recibido, el escritor se ha negado a autorizar que la novela sea llevada a la pantalla. Dice no necesitar el dinero que eso le daría, que considera que sería casi como una “traición” hacer de ella una película y que, por lo demás, cree “que es imposible hacer una mejor película que la que uno va a ver cuando empiece a leer la novela“; por eso, “sería redundante, irrelevante y totalmente innecesario”.

Aclaro que comparto planamente esa postura; los casos de películas basadas en libros que he visto, especialmente las de mis libros preferidos, han resultado muy decepcionantes. La imagen y los sentimientos que el lector se forma y siente mientras está leyendo son incomparables con lo que se puede proyectar en una pantalla.

Así que Carlos: “¡Nunca hagas películas de tus libros!”.

Tips para la escritura

Sobre su laboratorio creativo, Ruiz Zafón ha dicho:

“Mi método de trabajo está dividido por capas. Escribo como se hace una película, en tres fases. La primera es la preproducción, en la que creas un mapa de lo que harás; pero cuando te pones a hacerlo ya te das cuenta de que vas a cambiarlo todo. Luego viene el rodaje: recoger los elementos con los que se hará la película; pero todo es más complejo y hay más niveles de los que habías previsto. Entonces, a medida que escribes, ves capas y capas de profundidad, y empiezas a cambiar cosas. En esa fase es cuando empiezo a preguntarme: ‘¿Y si cambiase los cables, o el lenguaje, o el estilo?’. Ahí creo la tramoya, que para el lector ha de ser invisible: el lector ha de leer como agua, le ha de parecer todo fácil… Pero para que sea así hay que trabajar mucho”.

Obras

Narrativa

Serie El cementerio de los libros olvidados:

       § La sombra del viento (Planeta, 2001)

       § El juego del ángel (Planeta, 2008)

       § El prisionero del cielo (Planeta, 2011)

       §  4ª y última obra (no publicada todavía)

Narrativa juvenil

Serie La trilogía de la niebla:

      §  El príncipe de la niebla (Edebé, 1993)

      §  El palacio de la medianoche (Edebé, 1994)

      §  Las luces de septiembre (Edebé, 1995)

§  Marina (Edebé, 1999)